UATRE y la SRR afianzan la sinergia del campo

En el anochecer del lunes, Hugo Perino, titular de la Seccional local y dirigente provincial de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores, se hizo presente en la sede de la Sociedad Rural de Rafaela.
Allí fue recibido por la cúpula de la entidad ruralista, Darío Maina (presidente) y Ricardo Andretich (vicepresidente), junto al gerente Sebastián Operto, con quienes dialogó en forma animada, prolongándose el encuentro luego del cierre de la edición de la víspera de este Diario.
Al término del cónclave el sindicalista expresó: "los temas tratados fueron varios". "Pero lo que más nos ocupó fue la evaluación de todas las consecuencias que lamentablemente han dejado las abundantes lluvias".
"Los trabajadores conocemos y reconocemos, tanto como los productores, de la manera que este tipo de desastres afecta a la actividad, sobre todo en las pérdidas o retrasos de las cosechas", amplió el dirigente.
 

 

Críticas al Gobierno Nacional

 

 

Perino manifestó: "en este mal momento, nuevamente coincidimos en notar la ausencia de un Gobierno Nacional que sólo quiere recaudar y poner trabas". "A nosotros nos preocupa en general la situación, pero particularmente pedimos un esfuerzo más a los productores para que hagan lo posible por mantener las fuentes de trabajo", subrayó.
"Desde nuestro lado, de los trabajadores, si bien ellos (por los productores) lo saben, ratificamos toda nuestra disposición a acompañarlos en estas horas de sacrificio".
 

 

Lazos fuertes

 

 

El gremialista por otra parte señaló que se pusieron en consideración aspectos concernientes a la realización de la próxima Expo Rural.
Asimismo, se avanzó en la posibilidad de que, como ocurriera en 2013, la Fiesta de los Trabajadores Rurales vuelva a tener a uno de los salones de la Sociedad Rural como sede, siendo una fecha tentativa el sábado 11 de octubre (la conmemoración es el 8 del mismo mes).
Finalmente, entre otros asuntos desde el gremio se informó sobre la próxima edición del Plan de Alfabetización Rural (PAR), acordándose la difusión de la herramienta por parte de los empleadores hacia sus respectivos dependientes. Asimismo y finalmente, la frecuencia mensual que, en más, tendrán las reuniones.

"En lo inmediato, no está en mis planes hacer cambios en Sunchales"

Debido a una serie de acontecimientos ocurridos en las últimas semanas en la ciudad de Sunchales, con marchas organizadas por algunos vecinos y con notas remitidas por la Intendencia de esa ciudad al Gobernador de la Provincia y al Ministro de Seguridad, donde -entre otras cosas- a través de petitorios se solicitaba la remoción del jefe de la Comisaría N° 3, comisario Osvaldo Ávila y a la mención de que la Policía sunchalense estaba desbordada por el delito, Diario CASTELLANOS entrevistó al jefe de la Unidad Regional V, para requerirle opinión sobre el tema.
"En Sunchales se están articulando una serie de operativos de saturación con distintas unidades móviles, no solamente de esa ciudad, sino también de localidades vecinas. Por otra parte nosotros también mandamos móviles desde Rafaela como el caso concreto de la Patrulla Departamental y también del Cuerpo Guardia de Infantería, que se acoplan a las unidades que tiene Sunchales.
En cuanto al trabajo específico de la Comisaría se tienen en cuenta dos aspectos: la parte preventiva donde hemos reestructurado la diagramación de las funciones del personal incrementando a cuatro unidades móviles para la realización de patrullajes. Para ello minimizamos las tareas que desarrollaba personal administrativo y los pasamos a funciones de prevención y recorridas.
Todo ésto sumado a los efectivos que llegan de otras localidades.
Además, intensificamos la tarea de investigación y esclarecimiento de hechos delictivos.
Debo decir que en Sunchales hemos incrementado la dotación de personal con seis nuevos efectivos. Con ésto llevamos el número de policías a 41 en total".
Cuando le preguntamos por los reclamos que realiza el Consejo de Seguridad de Sunchales, el comisario inspector Alcaráz señalaba que: "El Municipio nos reclama siempre por la designación de mayor cantidad de efectivos, aunque siempre aclaramos que es la Comisaría que mayor cantidad de personal tiene, incluso comparada con algunas dependencias de Rafaela. Uno entiende la situación de una localidad con la envergadura que tiene Sunchales en cuanto a la situación demográfica como así también la cantidad de objetivos que debemos cubrir. Allí tenemos entidades bancarias, financieras, una actividad deportiva importante con dos instituciones de jerarquía. Indudablemente hablamos de una ciudad pujante en todos los aspectos y somos concientes de que no debemos quitarle atención a la situación que se plantea".
En algún momento de las marchas o en las notas elevadas al Gobernador o al Ministro de Seguridad, la gente de Sunchales menciona que la Policía en la ciudad está desbordada.
¿Qué reflexión le merece esa afirmación? "No estoy de acuerdo con esa afirmación porque reitero, es una de las dependencias que más efectivos tiene en comparación con otras ciudades, incluso como decía antes con dependencias de Rafaela donde hablamos en promedio de unos 25 efectivos, cuando Sunchales tiene 41. A ésto hay que sumarle el personal que periódicamente acude a ese medio a reforzar la presencia policial. Tenemos que entender que la problemática delictual abarca todo el país, por eso nosotros tratamos de articular constantemente y en forma dinámica la manera de contrarrestar esta situación.
El delito muta y se va desplazando; por allí tenemos etapas o instancias donde se incrementan los arrebatos y allí arbitramos las medidas para minimizarlos. Todos los delitos pueden estar conectados unos con otros y algunos pueden estar en sintonía con muchas similitudes, por lo que debemos trabajar también de manera genérica para lograr la tranquilidad de la población".
"Nosotros también estamos haciendo un seguimiento meticuloso a punto tal que tanto el subjefe de la Unidad, comisario inspector Carlos Pross como el titular de Orden Público, comisario principal Horacio Maidana, periódicamente constituyen despacho en la ciudad de Sunchales para tener un mayor control de la situación y efectuar una evaluación propia de lo que está sucediendo en esa ciudad", señaló el comisario inspector Alcaráz.

El CCIRR propone un registro de empresas constructoras

Andrés Racchella. El fenómeno expansivo de la construcción en Rafaela, aún a pesar de la desaceleración de la economía nacional, sumó preocupaciones en derredor de la necesidad de configurar reglas claras.
Se buscó evitar, desde las Cámaras de los distintos rubros institucionalizadas a través del CCIRR, por un lado, la existencia de "competencias desleales", con aquellos que desde el vamos se han ajustado a los estándares legales de todo tipo.
Inclusive impositivos.
Por el otro, garantizar a la ciudadanía en general la ejecución de viviendas, y todo lo atinente al negocio inmobiliario, el arreglo en base a cuestiones de seguridad y solvencia profesional.
Concretamente, retrotrayendo la información a lo expuesto desde la gremial empresaria en su versión de la reunión con los ediles desarrollada el pasado viernes, textualmente se dijo que plantearon "la regulación para los profesionales electricistas e inmobiliarios".
Respecto a los electricistas, luego de una ardua "lucha" de años, como expusiera Diario CASTELLANOS, recién a fin de 2013, desde ASELAF (integrante del propio CCIRR), logró que el Municipio atienda sus fuertes y fundados reclamos.
Solamente pedían que se cumpla con las leyes. De distintos rangos, incluso una ordenanza municipal. Esta última mandaba a crear un registro de electricistas (en curso), y a controlar las obras, en un tema muy sensible y posibles peligros para la seguridad de bienes y personas.
 

 

Situación irregular de inmobiliarias

 

 

Los corredores inmobiliarios de la ciudad, también, basándose en una ley provincial y en legislación local comparada de otras ciudades santafesinas, insistieron, sin éxito, en 2012, ante el anterior Concejo Municipal, que se los acompañe.
Oportunamente, dirigentes de la Cámara Inmobiliaria local denunciaron que sólo 16 de 64 inmobiliarias de la ciudad "estaban en regla" (textualmente lo había dicho Daniel Bernini a este Diario).
Incluso otros dirigentes de la entidad lo reiteraron el año pasado en el despacho de la Intendencia. En esos días, habían publicado una solicitada en los dos Diarios de la ciudad, con el listado de profesionales matriculados y reconocidos por el Colegio respectivo. Advirtieron asimismo que una ley provincial 13. 154, castigaba a los que hacían "ejercicio ilegal de la profesión".
 

 

La novedad

 

 

El presidente del Concejo, Daniel Ricotti les informó a sus pares en comisión que, el lunes por la tarde se entrevistó mantuvo con integrantes la Cámara de la Construcción. "Quieren armar un registro de empresas constructoras, con el fin de intentar darle la mayor formalidad posible y controlar el trabajo no declarado en el sector", sostuvo el ingeniero.
 

 

Conclusiones

 

 

Sería interesante saber por qué desde el estado local (conformado en varios integrantes de su gabinete, y por el propio intendente, además del presidente del Concejo con conocedores del tema), no se actuó. Al menos con rapidez y hasta el momento, ante esos planteos.
Como ocurrió con ASELAF, o con la Cámara de Corredores Inmobiliarios. Tal vez los integrantes de la Cámara de la Construcción tengan mayor suerte.

"No hay provincia que pueda manejar el narcotráfico por sí sola"

Sobre la realidad que atraviesa nuestra provincia en torno al narcotráfico y el accionar de sicarios, el jefe del Ejecutivo no eludió decir que "esto es así en Santa Fe y esto es así en Argentina. No es para consolarnos, pero es un fenómeno mundial, con distintas características de acuerdo a la forma de comercialización". En comunicación con LT10, Bonfatti hizo hincapié en la realidad de Rosario, la cual "tiene que ver con los búnkers".
"Nunca se entendía cuando lo explicábamos –continuó– en la ciudad de Buenos Aires, la necesidad que teníamos de abordar estos búnkers y tener órdenes de allanamientos.
Cuando se comprendió el fenómeno, pudimos articular estrategias y desembocó en lo que ocurrió el miércoles de la semana pasada", esgrimió el gobernador.
En ese orden, Bonfatti recalcó que la presencia de las fuerzas federales en Rosario responde a una "responsabilidad que tiene la Nación de estar presente ante un delito que es un delito federal y donde no hay ninguna provincia en el mundo, y lo digo con conocimiento de causa, que pueda combatir por sí sola el tema del narcotráfico".
Sobre la permanencia de las mentadas fuerzas en el territorio rosarino, el mandatario santafesino insistió en que "no hay Provincia que pueda manejar el tema del narcotráfico por sí sola. Las policías provinciales no tienen ni el volumen ni la tecnología, ni lo pueden tener a su vez porque está prohibido por ley determinadas cuestiones que sólo pueden hacer un agente federal", subrayó.
A todo ello se añade un segundo factor, acorde a lo expresado por Bonfatti, que es el "déficit de la justicia federal en Santa Fe. Tenemos en Rosario dos jueces penales igual que en la década del ’70. No sólo se ha incrementado la población, sino que han aparecido nuevas formas de delito", sostuvo. Por esa razón, "estoy enviando una nota al presidente de la Corte Suprema de Justicia solicitando tres jueces federales más, y vamos a enviar otra nota a la Procuradora de la Corte pidiendo cinco fiscales más", concluyó.

Policiales

¿Cuál es el criterio?

Información extraoficial pero de fuentes policiales y judiciales confiables, indican que el detenido, que habría sido identificado como Luis Angel Falcón, de 28 años, afincado en calle Mayor Lotufo al 700 de nuestra ciudad, estaría gozando del beneficio de la libertad condicional, luego de haber sido condenado a siete años y seis meses de prisión por un delito de Robo Calificado por el Uso de Arma de Fuego con Privación Ilegítima de la Libertad.
Pero además, nuestras fuentes indicaron también que Falcón, tendría además otros cinco hechos similares y otras tantas causas con uso de arma de fuego.
La pregunta es qué criterio adoptó el Juez que le otorgó la libertad condicional a este sujeto que moviéndose con absoluta libertad y sin ningún tipo de control, trabajaba como ayudante de un albañil que realizaba refacciones en la casa de la concejal Fontanetto, aprovechando esa circunstancia para volver a delinquir, utilizando para ingresar la llave de la vivienda en momentos en que no había ningún morador.
 

Audiencia Imputativa.
Hoy a las 11, se realizará en los Tribunales locales la Audiencia Imputativa solicitada por el representante del Ministerio Público de la Acusación, Dr. Diego Fernando Vigo, donde seguramente luego de repasar el hecho que se le imputa a Falcón y de referenciar los antecedentes y el agravante de hallarse gozando de la libertad condicional, pedirá Audiencia de Coerción en la que seguramente solicitará la prisión preventiva del acusado ahora de Hurto Calificado.
Antes habrá otra Audiencia de Medida Cautelar por un hecho de Homicidio ocurrido en Bella Italia.

Leer más de Policiales

MAS NOTICIAS

Corriéndose al Fondo, a la derecha

Por Pepe Eliaschev. Hay detalles que lo son sólo en apariencia.
No siempre la agenda periodística debe concentrarse en los trazos gruesos de la coyuntura.
Claro que esta semana hubo un paro nacional, fuerte y visible. Explicaciones hubo muchas, desde la versión oficial (extorsión, piquete, movida política, ciudad sitiada), hasta la más cercana a los hechos.
Pero el punto aquí es otro: la idea es entender esto que pasa desde la óptica aparentemente irrelevante de las cosas pequeñas, lo que los argentinos llamamos altaneramente «peccata minuta», o sea pequeños pecados.
 

 

¿Pequeños pecados?

 

 

En una carta de lectores publicada ayer, sábado 12 de abril, el director ejecutivo de la Fundación Sales, Arturo Prins, dice mucho más del momento argentino que lo que varias columnas como ésta pudieran decir. Prins creó en 1976 esa fundación, inspirado en San Francisco de Sales, en homenaje a "su amor a la ciencia y por la precaria pero eficaz comunicación social que utilizó para enfrentar los problemas de su tiempo. Su coraje, tenacidad y optimismo nos siguen animando". Se dedica en especial a la investigación del cáncer, sosteniendo económicamente a destacados científicos, que investigan en prestigiosas instituciones.
 

 

Patrañas

 

 

La carta de Prins, publicada en La Nación , suscita uno de esos terribles momentos en los que un argentino decente se siente atosigado de vergüenza, abochornado por cuestiones que acontecen en este país. Dice Prins que "con asombro leí el Twitter de la presidenta Cristina Kirchner que el diario Página/ 12 reprodujo en su tapa el 2 de abril pasado. La Presidenta afirma que el investigador del Conicet Gabriel Rabinovich le entregó una foto que lo muestra junto a Néstor Kirchner en la Casa Rosada, en marzo de 2004. Ese año, Rabinovich había publicado un avance significativo contra el cáncer, motivo por el que lo recibió el entonces Presidente. Cristina agrega que no conocía la foto y que el investigador le contó ‘que allá por 2003, ya tenía todo arreglado para irse del país porque sentía que su patria no lo incluía.
A su patria no le interesaba lo que él hacía como científico, y me dijo que se quedó porque llegó Néstor. A raíz de sus investigaciones -concluye la Presidenta- él y su equipo han descubierto un mecanismo para tratar tumores resistentes a terapias convencionales’".
Explica Prins que "la información omite mencionar que en marzo de 1999 Rabinovich pidió a la Fundación Sales ayuda para un viaje. Al ver sus antecedentes y como tenía propuestas del exterior, personalmente pedí a Sales que sostuviera sus investigaciones en el país. En 2004, fecha de la fotografía, la Fundación ya hacía cinco años que apoyaba al científico mediante becas para él y sus primeros seis investigadores; la adquisición de 13 equipos de laboratorio, drogas y consumibles; 16 viajes a reuniones científicas del país y el exterior, y todos los gastos que solicitaba para sus investigaciones.
Con esas donaciones, que se mantienen hasta hoy y totalizan casi tres millones de dólares, Rabinovich logró los resultados que la Presidenta indica en su Twitter. Es justo decir que ese dinero fue silenciosamente aportado a la Fundación Sales por decenas de miles de ciudadanos desde 1999 y por las familias Ferioli y Ostry, que donaron importantes sumas para el investigador desde 2001".
 

 

Mezcla

 

 

Esa mezcla salvaje de impunidad y banalización configura el escenario más evidente de lo que se vive en la Argentina, sobre todo cuando la primera mandataria no trepida en subirse a cualquier atril retórico para enunciar frases insostenibles por lo evidentemente falsas. Al "apoderarse" simbólicamente de los tres millones de dólares que una fundación privada le dio al oncólogo Rabinovich, la Presidenta reitera una conducta suya ya proverbial.
La pasión compulsiva por la frivolidad más insultante ha devenido en política de Estado. A 36 horas de un paro nacional que efectivamente detuvo y paralizó al país, la Presidenta tuvo tiempo y ganas para ir a Villa Martelli a encabezar una cadena nacional de radio y TV destinada a dar por iniciado un laberíntico "Encuentro Federal de la Palabra", mero zafarrancho supuestamente cultural destinado a primerear y, si fuera posible, opacar a la inminente Feria del Libro, cuya 40ª edición arranca el 24 de abril en Buenos Aires.
Para conferirle a este "encuentro" un sabor fuertemente "nacional y popular", la Presidenta "de los 40 millones de argentinos", como la anuncia, con un grito desencajado, la fornida locutora oficial, ordenó que, además de su sempiterno discurso, se emitiera por la cadena oficial un varieté de pedestre gusto, incluyendo un hombre identificado como Mustafá Yoda, rapero hip hop, con los ojos ocultos tras anteojos negros, tatuado y producido con una especie de chaqueta de fajina. También descolló un cultor del stand-up, cuyos chistes fueron perfectamente impresentables. Ejemplo, dirigiéndose a la Presidenta, "¿puedo llamarla Cristina?".
Cristina asiente, "claro". Réplica del "estandapero" por cadena nacional, "bien, entonces la llamo mañana". ¿Se querían matar o realmente gozaban del humor nac&pop los capitostes allí congregados? Junto a la Presidenta, encabezaban la astracanada el ministro de Educación y el secretario de Cultura. No cuesta entender por qué el Gobierno arma con tamaño derrame de gastos un encuentro de "la palabra".
La palabra es el terreno en el que desde siempre el kirchnerismo se ha sentido más cómodo y eso explica el caso Rabinovich; hasta de aquello que no le pertenece se apoderan, convencidos de que puede pasar inadvertido un ejercicio tan desaprensivo de confiscación verbal.
 

 

Regresión

 

 

Pero las frivolidades son apenas el maquillaje de fenómenos todavía más temibles.
Que Axel Kicillof haya subido esta semana a Washington para participar de la reunión de ministros de economía y presidentes de bancos centrales del G20, es tremendamente elocuente de las penurias del gobierno argentino, porque en ese encuentro la presencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) era decisiva. El FMI fue grato con esta Argentina de abril de 2014. Efectivamente, la realidad mandó a hacer los deberes y algunos de ellos han sido hechos. La inflación ha sido reconocida, la caída del producto interno bruta es admitida por el Gobierno.
Son "avances importantes" estos pasos dados por Cristina Kirchner, dijo el Fondo. El "programa pautado" ha tenido cumplimiento y aun cuando la Casa Rosada todavía patalea y no acaba de admitir que deberá admitir el monitoreo del FMI, da todos los pasos para que ese hecho termine cumplimentándose. La Argentina de Cristina milita hasta hoy en el pelotón de países que se niegan a abrirle la puerta al Fondo, un quinteto de parias entre los que se ubican Eritrea y Somalia.
Para el economista Rodrigo Álvarez Litre, de la consultora Analytica, "por primera vez desde 2002, el ajuste está llegando con intensidad al motor del crecimiento del modelo kirchnerista. Caída del poder de compra de salarios, jubilaciones y menos crédito, son obstáculos muy difíciles de sortear.
El freno al consumo empezó en los bienes durables: durante febrero la venta de autos y motos cayó 8% y 27% respecto a un año atrás (si se toma el promedio diario, la reducción es del 22% y 38%, respectivamente) en tanto que la de electrodomésticos registró una contracción del orden del 40%".
 

 

Estanflación

 

 

El diagnóstico incluye una explicación clave: "A diferencia de 2009 y 2012, la onda expansiva también está llegando al consumo masivo. De hecho, en enero ya dio cuenta de una caída del 0,5% en las ventas de supermercados debido a la importante disminución en la venta de alimentos congelados, artículos de limpieza y de perfumería e incluso alcanzó a la de alimentos secos (-1%). Sólo el rubro bebidas escapó a esta tendencia que, por el efecto de la ola de calor, subió 8%. Habida cuenta del alza de precios en los meses siguientes, estimamos que esta tendencia se acentuó en febrero y marzo".
Estos datos permiten razonar que el Gobierno cree estar garantizándose de este modo lo que sucederá de aquí a las elecciones de octubre de 2015, evitando un colapso fiero, pero "freezando" la economía, admitiendo inflación alta y en ascenso, y la consecuencia inexorable de este programa: caída del salario real. El discurso vacío se hace ya inaguantable.
La confesión de que el Gobierno creyó blindarse durante siete años con estadísticas absolutamente fraudulentas permite ahora concluir que desde 2012 es pobrísima la performance de la economía nacional. Esto tiene nombre y apellido, y desde hace mucho: se llama estanflación, y es el connubio entre estancamiento e inflación. Esto es lo que pasa ya mismo, al margen de los piquetes extra CGT de la enfática izquierda trotskista, que les muerde los talones a los veteranos jefes del gremialismo tradicional, cuyo sobrepeso no es solo corporal, sino también ideológico. Como dice Alvarez Litre, "el Gobierno parece conformarse con alcanzar la meta, sin avanzar en corregir los desequilibrios estructurales.
El financiamiento externo es un buen aliado para mitigar los costos del ajuste pero también puede terminar siendo un atajo usado para eludir y posponer las correcciones estructurales todavía pendientes".
Se sabe, pues, que esto es inexorable, porque una épica retórica basada en el desendeudamiento se rompe los dientes al confesar que ahora van por el endeudamiento.
Por eso abundan las palabras gaseosas, esa sopa de la gran sarasa nacional. Los "pibes para la liberación" deberán aprender a deglutir las razones tácticas por las cuales el FMI, ahora sí, puede ser amistoso con la Argentina.

Jorge Capitanich desmintió su renuncia

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, negó en forma enfática que haya presentado su renuncia al cargo. "Son cuestiones que ni siquiera tomo en consideración", dijo el funcionario, al ser consultado sobre las versiones de su supuesto alejamiento del Gobierno.
Durante su conferencia de prensa habitual en la Casa Rosada, Capitanich aseguró que los rumores sobre su presunta renuncia, que había escrito el periodista Román Lejtman, "forman parte del manual de operaciones" para "generar desgaste en el Gobierno y desconfianza en la sociedad".
El funcionario recordó que no es la primera vez que surgen esas versiones: "Lo dijeron en febrero, ahora en abril y en mayo seguramente va a tocar otra vez", indicó. Luego, apuntó contra los medios de comunicación: "Los grupos mediáticos tienen interés en destruir al Gobierno y al país, porque es el único gobierno que se ha opuesto tenazmente a sus intereses".
Enseguida, agregó: "Yo soy víctima permanente de estos ataques, pero me siento muy orgulloso de serlo. Siento el orgullo de defender con convicción un proyecto y nuestras ideas, y las vamos a defender en el campo de la democracia, debatiendo todos los días con humildad y respeto".
El jefe de Gabinete, además, reclamó a los dirigentes de la oposición "que no sean instrumentos ni idiotas útiles de estos grupos económicos, que sean capaces de manifestar un proyecto de país alternativo".
El funcionario ya había descartado su salida del cargo durante el acto que encabezó Cristina Kirchner en la Casa Rosada. "Me quedo hasta el 2025", contestó Capitanich a los periodistas que lo abordaron en la Galería de los Patriotas Latinoamericanos.

La Guerra Cultural

Por Carlos A. Méndez Paz (h.). La Guerra Cultural es tan virulenta como el uso de las armas a gran escala; un referente destacado de este tipo de confrontación es Antonio Gramsci.
Abordar este tema supera el espacio de un artículo periodístico, pero se desarrolla - en forma acotada- esta forma de hacer "política por otros medios", al decir de Karl von Clausewitz. Cabe señalar, al respecto, que el inglés B. H.
Lideell Hart, difiere sobre ciertos aspectos del concepto anterior; sin embargo, la definición del austríaco encaja perfectamente en el esquema de la Guerra Cultural; este tipo de confrontación puede ser también una "apuesta al desorden", como dijo el general francés André Beaufre. Se puede decir al respecto, usando términos de pesca, que "a río revuelto ganancia de pescadores", pues el desorden propicia un panorama favorable para ciertos propósitos; la influencia de los conceptos e ideas permite captar voluntades y alentar escenarios o propiciar una situación específica. La desinformación y la falta de instrucción o educación ayuda a este tipo de confrontación.
Los estados en vías de desarrollo, que tienen una Instrucción Pública decadente, son campos propicios para este tipo de acción; una herramienta ideal para ello es, por ejemplo, la acción psicosocial.
En consecuencia, el engaño, el enmascaramiento y los nuevos relatos para, por ejemplo, exaltar mediocres personajes del momento y descalificar a personalidades de otra época, son parte de la modalidad de la Guerra Cultural; esta temática opera bajo la coordinación de intelectuales y expertos al servicio de un poder local o internacional, según el caso. Los vínculos entre los locales y las potencias internacionales expresan la existencia de una red más compleja y profunda; por tanto se emplean medios y acciones de diferente calibre e intensidad, como ocurrió en los años setenta durante la llamada Guerra Fría y posteriormente.
Hay fundaciones de empresas multinacionales que apoyan a "unos y a otros" por una cuestión económica; este último comentario permite señalar que un Estado Mayor considera y atiende, por dar un caso, las hipótesis de conflicto y una Mesa de Tormenta de Ideas de una casa bancaria o empresa expone, por ejemplo, las distintas estrategias y posibles cursos de acción. El manejo del tiempo en ambos casos es importante, dado que sirve tanto para el ataque de un comando sobre un objetivo o para que una empresa lance al mercado un producto en el momento más oportuno, con el propósito de neutralizar a la competencia o al enemigo. Lo mismo ocurre con la selección del espacio, pues un buen sitio puede ser el marco adecuado para una actividad institucional y también para alcanzar una mejor posición de las tropas en una batalla, según dice Sun Tsu en "Los nueve cambios". Un agrupamiento de intelectuales y técnicos elaboran ideas y conceptos para beneficio prospectivo de sus mandantes políticos; de tal forma que realizan determinas acciones, como contrarrestar la situación adversa de una administración o promover contenidos favorables a un gobierno desprestigiado. Todo ello, forma parte de la Guerra Cultural. Cuando un gobierno sostiene y difunde la existencia de, por ejemplo un modelo, debe tener un correlato de ideas plasmado con sus realizaciones u obras (planes estructurales de mediano y largo plazo); además se debe considerar que crecimiento no es desarrollo. Para la existencia de un programa se debe contar además con el apoyo de la mayor cantidad de referentes políticos, para enriquecer los planes y lograr una continuidad adecuada sobre los mismos (para evitar alteraciones, ante un nuevo gobierno).
Promover conflictos internos desde el poder, indica la inexistencia de un modelo, pues una sociedad puede producir mejor en armonía y no en permanente conflicto; si se promueve la discordia es para mantener el poder. Si hay un programa o modelo, los buenos políticos tienden a potenciar el esfuerzo de la comunidad para alcanzar la posteridad. Las políticas agonales o de confrontación (interna y externa) no ayudan a la armonía local ni a la concordia externa (entre los países vecinos).
Hablar de un modelo significa tratar temas de, por ejemplo, infraestructura, energía, salud y educación pública, seguridad jurídica, etc.
En la República Argentina no hay ningún proyecto estructural desde hace mucho tiempo; el llamado "modelo kirchnerista" es un enunciado de sus intelectuales. En términos callejeros, se trata de un simple verso y, para colmo, los actores políticos de otros partidos no entienden que están frente a una Guerra Cultural que, hasta hace poco tiempo, el gobierno actual la impuso con total comodidad, gracias a los dineros públicos y el desconcierto de la oposición para neutralizar adecuadamente su accionar.
Incluso, los referentes de la otras fuerzas políticas promueven el concepto "modelo" al hablar sobre el mismo en lugar de reiterar la falta de un programa prospectivo o estructural y dar los argumentos correspondientes para señalar la ficción impuesta por estos gobernantes; negar, en forma reiterada y con sustento, la inexistencia de Políticas de Estado, es la forma más adecuada para sacar el concepto "modelo" del imaginario colectivo que impuso la ficción kirchnerista. Esta administración promueve divisiones; dividir la opinión de sociedad con ciertos temas, genera confusión y un grado de adhesión entre los más desinformados.
El apoyo de los grupos contestatarios equipara la presencia mayoritaria de una sociedad imbuida en sus tareas o responsabilidades. Hablar de la existencia de la vieja "oligarquía" es otra faceta de esta Guerra Cultural; pues la antigua elite, como ya se dijo en otra oportunidad, no gobierna ni es parte mayoritaria del empresariado industrial y agropecuario.
Tampoco "mandan", al decir de Imaz. Esto indica un relato falso para ocultar fracasos y la existencia de una nueva oligarquía opulenta, integrada por muchos políticos y sindicalistas actuales, con dos generaciones de parientes dirigiendo los destinos del país, hace décadas y sin éxito. Los relatos parciales y sin fundamento, tienen corta vida; sin embargo, el tesoro del Estado, aplicado a la publicidad y a los intelectuales del poder ayudan a transmitir la mentira y el saqueo, como fue bien señalado en "YPer-Ficción" (artículo publicado en Nueva Era, el 27 de mayo de 2012). Los relatos ayudan a inflar mitos y a desacreditar referentes o personalidades de otra época como ocurre con el General Roca; confrontar anacrónicamente a próceres como ocurre, por ejemplo, con Saavedra y Moreno, es parte de la Guerra Cultural que impone el actual Gobierno.
El tema de la estatua de Colón, es otra faceta del programa agonal (con externo de vieja data); esta forma de generar pretéritos enconos genera más confusión.
Divide y gobernarás, es el reflejo de este programa maligno, pues se trata de mantenerse en el poder a toda costa, sin medir las consecuencias futuras.
Esta cartografía cultural crea y promueve la figura de nuevos actores sociales; la ficción puede servir para ensalzar el talento y la gestión de un reciente promovido; pero, cuando los antecedentes del "personaje" develan la falta de respeto por las instituciones (reelección indefinida o coptación de otros poderes) y la alta taza de corrupción e impunidad, surge la verdadera "talla" del promovido; el relato concluye frente al historiador profesional o ante el anuncio de un nuevo referente que propicie el cambio de la partitura cultural. Hay que aclarar que toda gestión de gobierno tiene aciertos; sin embargo, el daño que produjo el binomio Kirchner, es tan o más grave que el ocasionado por Menem. La reciente derrota electoral se inscribe también en torno de una campaña de tipo cultural, pues la proyección de Sergio Massa se estructuró en torno del concepto "renovador" de propuestas y dentro de un espacio de concordia (presunto respeto institucional); este amanecer contó con la ayuda de la soberbia y el totalitarismo o autoritarismo (en ciertos momentos) de este Gobierno. Esta postura es similar a la mayoría del arco opositor; pero, el elenco Massista supo imponer el ritmo de su cronograma y la correcta difusión de una adecuada administración, en su propio espacio (selección del terreno y tiempo).
Además, hablo de inseguridad, el tema más preocupante de la sociedad junto con la grave cuestión de la droga. La difusión del empleo de cámaras para la seguridad indica que se prevenía y actuaba contra el delito; mientras que Carlos Kunkel y Aníbal Fernández se opusieron a Insaurralde, en materia de seguridad, pues "está mal asesorado". Además, Massa (antes de lanzarse) supo exponer en los medios de comunicación nacional sus actividades deportivas (de diferente origen) y también las culturales, como el parque dedicado de Borges; todo este despliegue, logró repercusión en todo el país, por su pluralidad de enfoque y la buena recepción de la sociedad sobre la gestión de este actor social. Su discurso trasluce un cambio (es de esperar que sea de fondo) y el reemplazo de los matones de turno; se puede decir, al respecto, que Massa realizó una aproximación "indirecta al objetivo"; su campaña se implementó en tiempo y forma, cumpliendo con la premisa aludida. También, otro conceptos culturales de este colectivo político se anudaron en torno de una "nueva generación", articulando el término con las exitosas propuestas de las generaciones de 1837, 1880 y 1890. Otros actores políticos como, por ejemplo, el gobernador Urtubey (que seguro esperaba una oportunidad para salir al ruedo) no supo difundir su gestión (a nivel nacional) por temor a la reacción kirchnerista o por no tener un adecuado elenco de intelectuales y especialistas; además el Partido Obrero obtuvo un importante logro en esta provincia. Sin embargo su éxito, en las últimas elecciones, le sirvió de consuelo pero por el momento perdió la posibilidad de proyectarse a nivel nacional.
Los Rodríguez Saa hicieron una buena tarea de gobierno que incluye, entre otras obras y tareas, la construcción de las autopistas más baratas del país; este binomio de vieja raigambre histórica, tampoco supo difundir su gestión en términos culturales ni pudieron componer una buena estructura a nivel nacional (acostumbrados a posicionarse con referentes políticos de distintos espacios, algunos de baja calidad, y de dudosa lealtad o predisposición para extender la bandera de estos puntanos). Las transformaciones surgen, a todas luces, del elenco peronista; la etiqueta del viejo general muta y se desparrama o desgarra, según los casos y épocas, ante la mirada de los argentinos.
Es de esperar que troque por la excelencia y hacia los proyectos estratégicos de mediano y largo plazo; también hay que incluir al "moderado" Scioli, al menos para la próxima elección. Hay letra igualmente para UNEN que demostró, a pesar de la pluralidad de ideas de sus integrantes un bloque interesante (con Carrió, Terragno, Gil Laavedra, Lustó y otros actores políticos); por ello, es tiempo de hablar de la Capital Federal, pues en la ciudad puerto se puede ver el fruto del esfuerzo de Lilita (denuncias de corrupción) y la mesurada de "Pino" Solanas.
A este espacio se debe agregar el aporte de Terragno, habida cuenta de que su postura dialoguista fue importante y además proyecta el futuro escenario de la Guerra Cultural de los próximos años, impulsada seguramente entre los políticos más equilibrados y con esperanza de un futuro mejor; la última reunión de gobernadores en San Juan señala el replanteo de la estrategia oficial, en esta materia, con el posible ascenso de otros referentes oficiales, para marginar al gobernador de Buenos Aires.
El teatro de operaciones culturales, hasta el 2015, promoverá la modernización del engaño; sin embargo, el espacio de los políticos más preparados y moderados tendrá la gran oportunidad (si piensan en la Patria) de eliminar la demagogia, la corrupción y la impunidad por medio de acuerdos políticos, con la intención de aplicar Políticas de Estado (de mediano y largo plazo), promover la excelencia en la sociedad, y estimular el desarrollo del país, para ofrecer a todos los argentinos un futuro mejor.