municipalidadrafaela
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

La otra mirada: La pelota quieta

Abstinencia de fútbol

Decimos que estamos hartos, que a cada hora y en cada canal se transmite o se debate sobre fútbol, que en este país siempre lo más importante pasa dentro de una cancha, que ya es un fenómeno predominante en la cultura social, y que esto hace que los violentos ahora sean los espectadores y no los jugadores. Pero cuando no se juega en los estadios sino en los escritorios, como ahora, quedan expuestos todas las miserias y todos los miserables. Y extrañamos el juego.


yo opino
lunes, 13 de febrero del 2017 | 04:00Hs

"De tanto en tanto recordarás esta historia. Alguien le llevó un manuscrito a Antón Chejov y le preguntó: ´¿Qué hago, maestro?´ ´¿Lo publico o lo tiro a la basura?´. ´Publíquelo –dijo Chejov–, de tirarlo a la basura ya se van a encargar los lectores´", Abelardo Castillo (1935), de su libro "Ser escritor" (1997), "Mínimas".
Me pregunto si tiene sentido escribir algo más sobre este sainete interminable que interpretan a diario los hombres de saco y corbata que viven del fútbol. Esos mismos que adulaban y obedecían ciegamente al tirano Julio Humberto Grondona, el que durante 35 años manejó con mano de hierro ese edificio al que llamaba "la casa", y con asombrosa habilidad su cargo en la poderosa FIFA. "Soy vicepresidente del mundo", solía decir, menos por vanidad que para transmitir el enorme poder que tenía ese sillón en Zúrich. Como Perón y muchos otros, supo morirse a tiempo. Aquella afirmación de  Jorge Luis Borges: "La tiranía fomenta la estupidez", se refuerza ahora viendo el accionar de esos aduladores que se valían de su poder para sacar provecho y ahora, que tienen poder de decisión propio, no saben cómo moverse ante la ausencia del tirano. Tal vez por ello varios afirman sentir que Don Julio sigue mandando desde el más allá. Y dicen que fue su fantasma el que hizo que tres votos se peguen y que uno solo pase, para lograr el resultado imposible: 38 a 38, cuando existían solo 75 votantes. Castigo divino. 
Pero bueno, algo escribiré para que se publique y luego usted se encargue de tirarlo a la basura. Aunque me queda la posibilidad de salvar el papel yendo por el contorno del conflicto, evitando salpicarme de su podredumbre. Aun a costo de dejar en claro que extraño un buen partido de fútbol, uno de los nuestros, pero uno de verdad, por los puntos, no uno de esos que se promocionan como el partido del año y permite seis cambios por lado.
Es por lo menos raro. Sábado con lluvia y fresco en pleno febrero, con la tele como objeto de deseo. Betis y Valencia a las nueve, Ingolstadt ante el Bayer Múnich a las once y media, el Barcelona de Messi visitando al Alavés de Pellegrino un ratito más tarde como un adelanto de la final de la Copa del Rey, Osasuna con Real Madrid desde las cuatro y media y la Selección Sub 20 buscando un milagro ante Venezuela en el Sudamericano, una hora después. Ah, y a las 20 y diez, en Mar del Plata, juegan Aldosivi y Boca preparándose para un torneo que no se sabe cuándo empezará. Si es que en verdad empieza. Como todo verano, cuando termina enero y empiezo a extrañar, me convierto en un experto en ligas extranjeras 
Desde el lunes 19 de diciembre, ya son ocho los fines de semana en los que el fanático del fútbol tiene que apelar a su ingenio o resignarse a una rutina que le resulte "sedante" hasta el retorno de la actividad oficial, esa que es pura incógnita. Hasta aquí, con un mercado de pases sin atractivos, todo pasó por la telenovela de la AFA, la inoperancia de la Comisión Normalizadora, las escuchas vergonzantes que dejan en evidencia lo que todos sabemos desde siempre y los vaivenes emocionales de Maradona, ahora operador político de Infantino. Claro, el presidente de la FIFA, Gianni, un abogado de 46 años, suizo-italiano, que habla seis idiomas, es calvo y desde el año 2000 se especializó en el Centro Internacional de Estudios Deportivos de la Universidad de Neuchâtel. Solo jugó al fútbol en los campitos y jamás presidió ningún club, ni fue vice o miembro de una comisión. Es el mismo que en marzo del año pasado Maradona llamó "el más traidor de los traidores". Todo ideal para una zaga de programas de Rial.
Hace poco tiempo, el exsecretario general de l'Esport y exdirectivo del Barça y de la UEFA, Josep Lluís Vilaseca, ofreció una conferencia sobre 'El poder del fútbol', con el excepcional escenario de la Casa Milà de Barcelona como telón de fondo. El hombre, que disfruta de una de las tres Ligas más saludables de la tierra, afirmó que "el fútbol es la primera ONG del mundo, porque depende de sus propias normas, y la segunda más importante es la Iglesia católica que, aunque es más antigua, está en declive. El fútbol se ha convertido en un monstruo que da miedo, pero sin él no se puede vivir". Sin él no se puede vivir, dijo. Imagíneselo aquí. Raúl Barrios, psicólogo de la Asociación de Psicología del Deporte Argentina, explicó esta semana que la falta de fútbol "puede, por ejemplo, alterar la cotidianeidad de un matrimonio, o cambia simplemente la excusa de juntarse a comer un asado para después ver un partido. Incide en el ánimo, en el tiempo libre o el ocio que le dedican al deporte”. Y luego afirmó que "el deporte es acción pura y la falta de fútbol genera malestar porque la gente necesita ir a la cancha, el deporte es espectáculo", y contó, como experiencia propia, que está ansioso por el regreso de la actividad del fútbol los fines de semana, ya que no soporta "a los programas deportivos".
Por otro lado, el psiquiatra Alejandro Schiavone analizó este fenómeno y lo ejemplificó con la "abstinencia de un alcohólico o un adicto a los medicamentos. El fútbol es un hábito en el cual uno lo emparenta a un rito. Ya sabemos que nuestro equipo juega tal día, más allá de la intensidad del fanatismo que tenemos", indicó el profesional. "Con la abstinencia del fútbol pasa como con el alcohol y psicofármaco, ya que cuando te lo suprimen hace un 'síndrome de abstinencia'. En este caso los argentinos son futboleros como ningunos, solo comprenden los brasileños e italianos y estamos haciendo esa abstinencia", agregó. 
En tiempos de Donald Trump, donde el poder se ostenta, los dirigentes del fútbol argentino ni siquiera se inmutan cuando los medios sacan a la luz los negociados que muestran la corrupción. Se saben intocables y se valen de eso. Mientras solo hablan del dinero que necesitan de la televisión y se olvidan de lo esencial, que es lo organizativo. La televisión es imagen, y la de la AFA es tan oscura que da miedo. Es difícil entonces poder vender bien un torneo que desde la emotividad y paridad de los partidos es muy seductor. Mientras tanto nosotros, los amantes del juego de la pelota seguimos con nuestro curso internacional. Y aseguramos que el futbol nuestro ya va a volver. Seguro. ¿Seguro?

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

libertad030517
Movistar
RPM

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web