CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Homenaje: Ramón Armando Cabrero

Adiós a un hombre digno

En Lanús creció, se hizo futbolista, debutó en Primera, construyó amistades, se inició como entrenador y logró la hazaña deportiva de consagrarlo campeón por primera vez en la historia. Y justo la noche en que el Granate derrotó a River en una histórica semifinal de Libertadores, el árbitro de la vida marcó su final.


yo opino
lunes, 27 de noviembre del 2017 | 04:00Hs

Ramón Cabrero llegaba a los entrenamientos del Atlético de Madrid, su club a comienzos de los setenta, cantando una estrofa de la zarzuela "La del Manojo de Rosas" que dice, “Hace tiempo que vengo al taller y no sé a qué vengo”, dedicada siempre como una broma a Luis Aragonés, de quién era su eterno suplente. “Ramón es mi amigo, una persona fenomenal que no recuerdo ver enojado, y eso que casi no jugaba en el equipo”, dijo cierta vez el propio Aragonés. “Yo jugué muy poco ahí, porque el otro era mejor que yo; pero así y todo nunca regalé nada, me entrené como el mejor, me cuidé como el mejor, y lo tuve que aceptar. Ante estas cosas, muchas veces el jugador toma la decisión equivocada de irse. La mayoría dice: “No jugué, porque el técnico no me ponía”; nunca dicen: “No jugué porque el otro era mejor”, dijo Ramón, con su hidalguía habitual. Un hombre que buscó vivir siempre lejos de las grandes luces, un rara avis dentro del mundo del fútbol, del que fue partícipe central como jugador, como entrenador y como formador.
Llegó desde Santander junto a su familia, en barco, escapando de la guerra civil española. Tenía cuatro años cuando se ubicó en Lanús, y casi al mismo tiempo se enamoró para siempre del barrio y del fútbol. Nacido el 11 de noviembre de 1947 junto al mar Cantábrico, rápidamente ingresó a las inferiores del Granate como insider derecho, un mediocampista habilidoso. En 1965, antes de cumplir 18 años, debutó en la Primera de Lanús. Luego fue a Newell's y poco más tarde viajó a Madrid para jugar en el Atlético. Después pasó por Elche y Mallorca, antes de regresar para jugar en San Martín de Mendoza y en Independiente Rivadavia, donde se retiró en 1982.
Su carrera como entrenador empezó en 1985 al frente de Sportivo Italiano, donde consiguió el título de la Primera B al año siguiente. En el ascenso dirigió a Lanús, Deportivo Maipú, Central Córdoba de Santiago del Estero, Colón y Los Andes. Después se dedicó a la formación de juveniles en Racing y Lanús hasta 2005 cuando se fue a Albania para conducir al Dinamo Tirana, pero su experiencia duró poco. Ese mismo año tomó Lanús tras la salida de Néstor Gorosito y logró el primer título del club en Primera: el Apertura 2007. Luego, y salvo una breve estadía en Nacional de Medellín, Cabrero siguió caminando las canchas auxiliares de su querido Grana, como lo venía haciendo antes de su epopeya, refugiado en su papel de manager, escapándole al rol protagónico que tranquilamente podía ocupar. Hasta poco antes de su muerte, justo la noche en que su Lanús eliminó en un partido épico a River, en las semifinales de la Copa Libertadores, el miércoles 1 de noviembre.
- ¿Le gusta más su actual función de Secretario Técnico que dirigir la Primera?
- “Mire, a mí me pasó lo más lindo que le puede pasar a un ser humano en la vida. Dios me dio la oportunidad de ser campeón en el club de barrio de toda mi vida, con toda la gente que me quiere. Si hubiera salido campeón con River o el Real Madrid, no habría sido lo mismo. Lo veo ahora, todavía me gritan “ídolo” o “Ramón, te queremos mucho”, y viene de gente grande y de chicos también. Ese reconocimiento, a esta altura, es más importante que otras cosas. Y sigo trabajando. Yo vengo al club, me siento reconocido, trabajo, eso me tiene contenido”, cuenta Cabrero en una entrevista a El Grafico de hace unos años.
- ¿Cuál es su función?
- “Soy el manager del club, vengo a las 8 de la mañana, superviso las inferiores, converso con los técnicos de los chicos, sigo a los que tienen condiciones. Y de repente si el técnico de la Primera me pide la opinión por algún jugador, se las doy”.
- ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser técnico de Primera?
- “Yo soy un tipo muy tranquilo y tengo las cosas claras. Siempre dije que me puedo equivocar técnicamente como cualquiera, pero es más difícil que me equivoque a nivel de disciplina, de respeto, como persona. Y eso en el fútbol es fundamental: a los jugadores hay que irles con la verdad. Cuando agarro un plantel, me siento con ellos en la mitad de la cancha y les digo: “Miren, muchachos, estas son las reglas de juego”. Y arranco: el que no quiere ir al banco, conmigo no va a jugar; el que no quiere jugar en Reserva, conmigo no va a jugar. Si alguno no está de acuerdo, lo tiene que plantear ahí, lo mando a hablar con el presidente y que arreglen su salida. Esas son dos reglas fundamentales para mí. Me pasó con Archubi y tomé esa decisión. Hay momentos en los que los jugadores te están juzgando, y ahí el técnico debe ponerse firme. “La verdad, no sé si usted sabía mucho o no, pero era un tipo bárbaro, justo”, es lo mejor que pueden decir de mi un jugador. Después, futbolísticamente todos sabemos, cada uno tiene su gusto. Lo importante es ser claro con 4 o 5 conceptos básicos que existen desde hace 50 años y hoy siguen vigentes”
- ¿Por ejemplo?
- “La técnica, el equilibrio, hacer un equipo vertical, tener cambio de ritmo en la mitad de la cancha. Cuando uno consigue eso, seguro tiene un buen equipo. Soy un técnico un poquito chapado a la antigua, no creo que haya que hacer tantos ejercicios, porque el tema pasa por saber elegir jugadores y encontrarles el puesto. A mí eso me marcó mucho más que trabajar cuatro horas por día”
- ¿Quiénes lo marcaron?
- “El mejor técnico que tuve fue el Gitano Juárez, en Newell’s. El Flaco Menotti recién empezaba y era su ayudante. El Gitano era salteño, se ponía a mascar hojas de coca, miraba las prácticas y te decía cosas. A mí me marcó con un par de conceptos. Yo jugaba de ocho. “Galleguito, cuando el 7 hace la diagonal, tenés que aparecer por afuera”, me decía. En España tuve al Toto Lorenzo y aprendí cosas muy distintas, por ejemplo lo bien que te describía el juego de los contrarios. Si vos me preguntas cómo me doy cuenta si un técnico es bueno o malo, te contesto: por cómo elige los jugadores”
- ¿Cómo era Menotti cuando recién empezaba, se notaba su potencial o era tímido?
- “Hablaba, encima a los cuatro meses, el Gitano tuvo un infarto y agarró como técnico, fue su primera experiencia. Menotti es el mejor, no tengo dudas. Por el convencimiento y lo claro que es con el jugador. Menotti cambió el fútbol argentino, fue el tipo que en la década del 70, cuando acá queríamos imitar a los europeos, se plantó y dijo: “El fútbol argentino es este”. Y a otra cosa. Lamentablemente acá se dejó de lado la experiencia. Vos vas a Inglaterra y España y hay técnicos veteranos que siguen dirigiendo, se rodean de gente joven para los trabajos de campo, sí, pero acá la experiencia se dejó de lado. Eso es malo. Yo estoy de acuerdo con tener técnicos jóvenes, pero acá se pasó de la raya para el otro lado. Basile fue a Racing y hubo periodistas que muy sueltos de cuerpo dijeron: “Está viejo Basile”. Entonces, qué, ¿Ferguson no puede dirigir más? ¿Del Bosque tampoco?”
- ¿Cómo explica este presente espectacular de Lanús?
- “En Lanús los dirigentes son muy honestos, caminas por acá y ves al presidente, al tesorero, es todo muy transparente, sin dudas creció gracias a sus dirigentes y porque tuvo la suerte de vender jugadores a buena plata. Hay una apuesta en ese sentido. A las inferiores, a la pensión, ahí está la visión, porque el trabajo de inferiores es a ciegas, a veces haces toda la apuesta y no te salen jugadores. Acá hacemos aquello bien y esto mejor y nos permite estar como estamos, por suerte”
Estaba de licencia en su puesto, ya que en marzo había sufrido un ACV, del que estaba intentando recuperarse. El futbol perdió a un gran maestro. Lanús perdió parte de su historia.

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

RPM
Libertad

Lo último

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


mutualunion
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web