CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

La otra mirada

Con el alma de Giovanni

"Maestro, no sabemos cómo decírselo, pero no se ha vendido una sola entrada", le dijo un asistente al actor italiano Giovanni Mongiano, quien debía actuar esa noche en el Teatro del Popolo de Gallarate, municipio de Lombardía, en el norte de Italia. El hombre se quedó en silencio, miró al suelo y, de repente, lo tuvo claro. "El espectáculo se hace igualmente". Una hora y veinte minutos después, un periodista del diario italiano Il Corriere della Sera le preguntó porque no se fue a su casa, si ya había cobrado. "¿Por qué?, porque no importa cuánta gente hay en la sala, se trata del respeto por el teatro, del amor a la profesión".


yo opino
sábado, 30 de septiembre del 2017 | 04:00Hs

Foto: Ariel Heideggen
imagen

En un país que cambia, el fútbol parece atado a su historia reciente de desatinos. Juega la principal categoría del ascenso, y juega uno de los candidatos, recientemente descendido, un equipo que muchos aseguraban no hace tanto que sería televisado reiteradamente. Juega Atlético y lo hace ante un club que subió cuando no merecía hacerlo, pero que por ello carga con una pesada mochila que lo llevará de regreso a la Primera B. Y como parte de esa sanción debe hacer de local fuera de su estadio y sin público. Qué el partido sea un viernes a las tres y media de la tarde forma parte de otra forma de castigo, en este caso para todos los que creemos que el fútbol debe ser un espectáculo para disfrutar. Los futbolistas entran al campo de juego como Giovanni al teatro. Solo los pueden ver quienes forman parte del entorno de ambos conjuntos. Se escucha el sonido hueco de las tribunas vacías del estadio de Estudiantes de Caseros, el roce de los cuerpos, los resoplidos, el silbato del árbitro, el golpe del pie a la pelota, los jadeos, la pisada del policía, un alarido, algún insulto. Pero se juega en serio de uno y otro lado, por amor al fútbol. Eso que menosprecian los dirigentes de la AFA.
Deportivo Riestra es un club casi desconocido para nosotros. Objeto de placer de Víctor Stinfale, abogado penalista, fan de la música electrónica, empresario de bebidas energizantes, organizador de eventos y setenta días preso por el caso Time Warp, la fiesta donde cinco jóvenes murieron por sobredosis en 2016. ¿Qué hace un tipo como Stinfale en un club como Riestra?, se pregunta en una excelente nota Hugo Asch. Ganar plata gracias a su astucia y una total falta de escrúpulos, se responde él mismo. Su llegada al club que preside Fabio Pirolo fue el primer gerenciamiento místico de la historia. Manteniendo su nombre, sus colores originales y su independencia formal, Riestra, con un Stinfale tácito, omnipresente y nombrado siempre como El Doctor, se dio el lujo de incluir en su staff de asesores a Maradona. Dice Asch que en el vestuario suena sólo música electrónica por orden de El Doctor.
La historia cuenta que Riestra se llamaba la calle de la lechería de doña Melucha, en Nueva Pompeya, donde los fundadores jugaban al truco. Norberto de la Riestra (1820-1879), a quien una ordenanza del 28 de octubre de 1904 decidió inmortalizar, fue un economista antirrosista, exiliado en Inglaterra, ministro de Hacienda de Buenos Aires con Obligado y Alsina, y de los presidentes Derqui y Avellaneda. Regularizó la deuda con la Banca Baring –informal desde la caída de Rivadavia–, y reanudó los pagos suspendidos por Rosas aceptando fuertes intereses y punitorios. En 1865 viajó a Londres para negociar otro crédito para cubrir los gastos de la guerra contra el Paraguay. Lo firmó a tasas de usura. Pasó sus últimos años en santa paz, representando a varias entidades de la banca inglesa.
Con tanto por sorprenderse en estos tiempos, vale alegrarse por varias causas. Porque el partido se haya jugado sin que el público invada el campo de juego cuando Riestra se puso dos a cero arriba, cosa que se entiende solo porque no había nadie en la cancha, y porque las medidas de áreas y arcos no hayan sido modificadas como hicieron contra Comunicaciones, cosa que debe haberle dolido a un club de naturaleza tramposa. Pero lo más importante es que pudimos rescatar un punto cuando nos ganaban por dos a cero de manera tan justa como legítima.
Que Casa y Nico Castro hayan sido determinantes es una enorme noticia para los que aún priorizamos el juego sobre el resultado. Y que el empate lo haya marcado Klusener también, porque recuerdo que Bovaglio se vistió de vidente asegurando que Gonzalo sería el nuevo Forestello. Y como Yagui, convirtió de penal cuando ya todos comenzamos a descreer de la profecía del entrenador. Ojalá Lucas tenga una bola de cristal que le permita ver otras cosas. Como por ejemplo, de qué forma hacer que la defensa funcione como creímos ver en Salta. O como lograr que se genere fútbol que redunde en situaciones de gol. Y como encontrarle la mano a una categoría que parece olvidada por Tapia, que se valió de ella para lograr mayoría y ganar consenso, y ahora está obnubilado por las luces de la Superliga. La sumatoria se salva de ser mala por esos cinco minutos en que de verdad el equipo se pareció al que el entrenador sueña, y logró empatar. Pero el juego está en deuda. Sin embargo sus jugadores mostraron en el peor momento tener respeto por el alma del juego y coraje. No es poco.

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

RPM
Libertad

Lo último

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


mutualunion
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web