municipalidad
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Columna de opinión.

Correr con la soga al cuello

"Para mí el fútbol es el pase, el control y elegir bien. Correr, corre cualquiera. A veces escucho en la tribuna "¡corre más! ¡Mete!" y yo pienso que eso lo hace cualquiera, porque jugar al fútbol es más complicado". Juan Román Riquelme.


yo opino
martes, 17 de abril del 2018 | 04:00Hs

Foto: D. Camusso
imagen

La rueda del mundo gira de manera vertiginosa. Demasiado. Todo pasa muy rápido. Por estos días, en el universo del fútbol argentino las novedades vuelan. Y sorprenden por los cambios inesperados que se imponen ante toda lógica. Hace solo unas semanas Boca ya era campeón de la Superliga, y ahora no para de perder. Y en el ascenso, Atlético seguía siendo candidato a pesar de que no ganaba, simplemente porque el resto se confabulaba para mantener con vida su sueño de ascenso directo. Fue lo peor que le pudo pasar. Fue tan atípico este torneo que impidió que los dirigentes de la Crema tomaran la decisión de «renunciarlo» a Bovaglio unas fechas antes, cuando el equipo comenzó su caída libre y el entonces entrenador no encontraba soluciones. Pero el resto se empeñaba en no sumar de a tres y mantenía a Atlético allí arriba. Hasta que el vértigo del fútbol argentino decidió que era tiempo de actuar en la B. Y ya vimos lo que pasó.
Andrés Neuman, narrador, poeta, traductor, aforista, bloguero y columnista hispano-argentino, suele decir que una novela requiere «estructura y detalles». Ésa es, también, la materia de la que están hechos los partidos de fútbol, el problema son las proporciones. Lito Bottaniz tomó la responsabilidad de tratar de salvar el naufragio Celeste, lo que es valorable. Sin embargo, tal vez por la realidad de los futbolistas o simplemente porque no cuenta con verdaderos «jugadores de fútbol», traicionó su manera de sentir el juego. Y apostó al vértigo. La estructura del equipo se parecía a una grilla de la Fórmula 1, todos a correr. Había que desbordar en velocidad y definir por adentró. ¿Quién? Ah, eso pasa a detalles. Sin delanteros es difícil. Y si los que corren además tienen que estar lúcidos para definir, la cosa apuntaba al milagro. Y no lo hubo
Decir que el fútbol es caprichoso es una generalidad. Caprichosos son los goles. El juego es el argumento, pero el gol es el problema, el detalle crucial, la llave que abre una puerta colosal. Lo que Quilmes fue puro «catenaccio», aquella creación del austríaco Karl Rappan que Italia mejoró y tomó como propia. Defensa dura, hacer un gol como sea y luego defender tirando la pelota al demonio si es necesario. ¿Sirve? A ellos les dio resultado. La estructura del equipo estaba preparada para eso, y los detalles lo pusieron los defensores y los delanteros. ¿Si me gusta? Lo aborrezco. Pero nos ganaron.
Perder es duro, más en esta circunstancia en que ganando volvíamos a estar en carrera y cayendo nos quedamos en el límite de estar fuera del octogonal. Ahora jugaremos con la soga al cuello. Pero a Atlético le pasó algo peor, perdió no solo el partido sino también la memoria. Y la identidad. No sabe quién es. Este equipo, parado así y con estos jugadores, no juega. Solo corre, y como dijo Román, eso es para cualquiera.
Aseguraba Johan Cruyff, uno de esos que no seguían tendencias, que «el fútbol es un juego que se juega con el cerebro». Hasta que lo descerebran.

 

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa y lea el diario completo edición impresa

altroque
buro
RafaelaNoticias
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RPM

Lo último

mutualunion

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web