hacernosune
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Grandes reportajes: Ricardo Castro

Después de la tormenta perfecta

El Presidente de la Comisión de Fútbol Profesional de Atlético analiza todo lo vivido en una temporada apasionante que se cerró con un gran dolor y con varios logros que invitan a pensar que lo mejor para el club está por venir.


yo opino
lunes, 03 de julio del 2017 | 04:00Hs

Cuenta Diego Lucero, maestro de periodistas, que don Luis Laventure, quien fuera presidente de Nacional de Montevideo en 1905, le relató con lujo de detalles cómo nació el término hincha. "En su negocio de la "Armería Del Cazador", en 18 de Julio y Andes, al lado del Café Londres, donde en 1919 tocó Eduardo Arolas, don Luis tenía una trastienda. Allí, todos los atardeceres, funcionaba una peña en la que se hablaba largo de fútbol. Allí le escuché decir que lo del "Hincha salió en el Parque Central allá por el año 8 y fue un sobrenombre que le pusieron al gordo Prudencio Reyes. Resulta que el gordo era uno de esos fanáticos enfermizos y fatigantes, entonces lo rebautizaron con una expresión que intentó ser despectiva, "como hincha este Gordo con sus gritos", y terminó por convertirse en una palabra gloriosa que define al tablonero del fútbol: ese ser que sufre, goza, ruge y muere por sus colores amados en las tardes del estadio. Su majestad ¡El Hincha!".
No hay una definición que lo honre más a Cabo Castro que esta. Porque en esencia, el hombre es un apasionado por el club que lleva en su corazón, que late, sufre y goza según le dicte el presente de la institución. Y la manera ideal que encontró para potenciar ese sentimiento es trabajando por Atlético desde adentro. Ahora como Presidente de la Comisión de Fútbol Profesional. Esa simbiosis entre Ricardo y Cabo le da vida a un personaje tan exitoso y querible en su vida empresarial como en la deportiva.
"En los últimos partidos que jugamos como locales me sentí muy feliz. Yo sé la cantidad de gente que puede ir normalmente a un partido nuestro, por lo que es Atlético y por lo que es Rafaela. Hay un porcentaje que va como hincha, el resto se suma en las buenas. Eso pasa en todos lados. Pero en este tiempo, y fundamentalmente contra Quilmes y Sarmiento, el Monumental fue lo que yo sueño, con la gente cantando por el equipo. ¡Y ya habíamos descendido! Fue tan emocionante que el hecho rebotó en todo el mundo del fútbol. Personalmente creo que canté más que nunca".
- ¿El dolor pasó o lo peor está por venir?
- "Posiblemente me duela más cuando comience a jugarse el torneo de Primera. Esta temporada fuimos protagonistas de una hermosa película que no terminó como queríamos. Fue un golpe lo del viernes, cuando finalizaron los partidos que determinaron nuestro descenso. Me fui a caminar solo un rato largo y cuando volví ya me puse a pensar en lo que teníamos por delante. Me dolió, me duele y seguramente me dolerá hasta que la herida la comience a cerrar el ascenso".
- Antes de comenzar el torneo, todos asegurábamos que el descenso solo era una cuestión de tiempo, aunque la ilusión siempre estuvo presente…
- "En el segundo partido Nacho Pettinari, periodista de Santa Fe, me preguntó si estos jugadores sabían que no podían mantener al club en Primera, porque los había visto jugar muy bien, dejando además, todo en la cancha. "Les va a doler mucho el descenso, porque es imposible que lo eviten", me dijo. Y tenía razón, todos lo sabíamos, pero nadie elegía entregarse. Ante esa realidad, el cierre fue el ideal. Carlos Eguiazu puso en el grupo "La tormenta perfecta", y es así, creo que es la mejor definición. Nosotros, en este tiempo, ganamos el campeonato de la unidad, el campeonato económico, el del regreso de la gente y el de la recuperación del camino que nos llevó arriba. Ese de potenciar a nuestros jugadores. Me pregunto si no es mejor que nos hayamos ido ahora y no tener que sufrir otras dos temporadas como esta, porque el promedio nos condenaba a eso. Tal vez suene a conformismo, y que quede claro que todos queríamos salvarnos, nadie se involucra para perder. Pero es posible que me lo pregunte porque elijo pensar en positivo".
- Te tocó sufrir dos descensos. ¿Cuál fue el peor?
- "Este descenso tiene otra lectura al anterior. Yo todavía tengo en mi memoria los goles de Tres Arroyos, son una pesadilla. Aquello no lo esperábamos y nos dolió tanto que nos costó siete años volver. Ahora estamos de pie, bien parados institucional, económica y hasta deportivamente, porque no hicimos una temporada desastrosa que nos mandó a la B Nacional derrotados. Por eso tengo mucha ilusión en que vamos a pelear bien arriba para intentar volver".
- ¿Te sorprendió lo que consiguió Llop?
- "Me sorprendió el gran trabajo que hizo, aunque creíamos en él, sino no lo hubiésemos contratado. Pero el balance final de lo que deja es excelente. Hubo momentos difíciles en los que pensamos que no íbamos a tener otra alternativa que producir un cambio, pero su fuerza y el respaldo de los jugadores lo sacaron adelante. Eso nos deja una enseñanza, los dirigentes debemos ser más pacientes en determinados momentos. Pero entre la presión de la gente, del periodismo y nuestro propio exitismo, muchas veces elegimos cambiar al entrenador. Y nosotros solemos ser muy cautos en esto, pero también somos parte de este fútbol. Esta vez nos salió bien y fuimos uno de los nueve clubes, de treinta, que no cambiamos de entrenador".
- Al final consiguieron ese famoso sentido de pertenencia que buscaban tener con el regreso de algunos jugadores que no vinieron. ¿Cómo se logró?
- "Nosotros hicimos mucho para que eso se genere. Los asados de los dirigentes con los jugadores y el cuerpo técnico fueron infaltables sin importar los resultados deportivos, y siempre estuvimos cerca de ellos, dándoles todo el respaldo, sobre todo en los momentos difíciles. Recuerdo que en una de estas cenas, Oscar Carniello le habló a sus compañeros diciéndoles que tenían que estar agradecidos con Atlético, porque les daba una posibilidad que no habían encontrado en otros clubes. Y que si seguían con ese compromiso se iban a ir de Rafaela revalorizados después de integrar un equipo que era el que mejor jugaba de los que no peleaban arriba. Nosotros valoramos mucho lo que ellos estaban haciendo y siempre se lo hicimos sentir. Este plantel recorrió casi todo el torneo en la mitad de la tabla general sin poder salir del último puesto en la tabla del descenso. Eso es muy duro, ganaban y el lunes en el diario se veían en el fondo igual. Y sin embargo nunca se rindieron y lo demostraron en el llanto del final. El sentido de pertenencia lo notó la gente, que volvió a la cancha para alentar. A mí me daba mucha tristeza la frialdad del Monumental en los años anteriores. Bueno, este equipo le hizo recuperar al hincha la alegría de ir al estadio".
- Los resultados permitieron trabajar con tranquilidad y ese ambiente ayudó con el tema de la grieta…
- "El lunes hicimos una reunión conjunta entre la Comisión Directiva y la Subcomisión de Fútbol. Éramos cuarenta y dos, entonces propuse hacer una cena para festejar por el buen año que cerrábamos, más allá del descenso. En el comienzo había muchas dudas que pudiéramos funcionar bien. Era parte de la dirigencia anterior y parte de los que volvíamos, y anduvimos muy bien. La grieta no está cerrada definitivamente, pero se irá olvidando con el tiempo".
- Ahora que pasó más de un año y que ya analizas lo que viene te pregunto, ¿Por qué volviste?
- "Hay muchas cosas que uno hace con el corazón y no tienen explicación. Bueno esta fue una de las que hice yo. Después de perder las elecciones me refugié en mi empresa y con el paso del tiempo ya estaba bien con eso. Pero la realidad del club y el pedido expreso de Gabriel Carlucci para que regrese me hicieron tomar la decisión. Lo hablamos con Carlos Eguiazu y entendimos que Atlético nos necesitaba. ¿Cómo podíamos decirle que no al corazón?".
- ¿Te arrepentiste en algún momento?
- "El equipo no me dio la posibilidad. Cuando regresamos lo hicimos sabiendo el riesgo que tomábamos, porque estábamos al borde del abismo y nos podía ir muy mal en lo deportivo. Y entonces cualquiera que no analizara las cosas en profundidad nos podía marcar como responsables. Pero ni tuvimos tiempo de pensarlo porque este equipo nos hizo sentir vivos siempre. Y al final, orgullosos".
- ¿Y qué te impulsa ahora a seguir?
- "Tenemos el gran desafío de armar un plantel para que podamos volver rápido. Quisiera que ya sea junio del año que viene. Pienso que vamos a poder lograrlo. Entonces le voy a pasar la posta a otro dirigente, me voy a ver los partidos desde la tribuna y me quedaré más tiempo en mi casa. Pero eso lo digo hoy. Lo que viene es muy duro. Tenemos 50 millones de pesos menos en el presupuesto y si no conseguimos ascender, en la temporada siguiente vamos a tener que pelear en los escritorios para que el torneo no se modifique y el interior quede desprotegido".
- ¿Qué puede asegurar hoy Ricardo, el dirigente?
- "Que vamos a trabajar de la mejor manera, te aseguro que vamos a hacer todo lo que podamos para ascender. Ahora, como hincha, ya siento que vamos a volver, seguro. Y si me apuras, hasta me pongo a cantarlo". 

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

Libertad
RPM

21K Rafaela

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


mutualunion
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web