municipalidad
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Grandes pensadores: Claudio Tamburrini

El filósofo y el deporte

Era arquero de Almagro cuando en 1977 fue secuestrado por la dictadura militar. Pudo fugarse y exiliarse en Suecia, donde se especializó en filosofía del deporte. Sus investigaciones se publican en los países más importantes de Europa. Este es un resumen de sus reflexiones más audaces sobre las reglas de los juegos deportivos, la igualdad de género y el valor de algunas transgresiones.


yo opino
lunes, 26 de marzo del 2018 | 04:00Hs

Claudio Tamburrini era arquero de Almagro y estudiaba filosofía cuando lo secuestró un grupo de tareas de la Fuerza Aérea en 1977. Vivió en las penumbras de la Mansión Seré, de donde escapó junto a otros tres compañeros, desnudos y en medio de una tormenta, en busca de la libertad. La historia quedó registrada en la película "Crónica de una fuga". La vida siguió, Tamburrini formó su familia en Suecia, la tierra que lo cobijó y eligió para quedarse, y donde se especializó en Derecho Penal. A partir de 1996 se dedica a investigar la relación entre ética y deporte. Ha escrito dos libros, "La mano de Dios, una visión distinta del deporte", y "Pase libre".
Cuando la dictadura cayó pudo volver a Argentina, ¿Por qué eligió quedarse en Suecia?
"Es que siento muy cómodo allí. Después de tantos años solicité la ciudadanía sueca. Pero el fútbol es otra cosa. Si hubiera una final entre Suecia y Argentina no dudaría un segundo. La pertenencia futbolística ni se cambia, ni se negocia, ni se transforma, es una cosa visceral, es inmodificable".
¿Cómo vivió el Mundial 78 teniendo en cuenta que estaba recién fugado de un campo de concentración de la dictadura?
"Quería que ganara la Argentina, pese a todo. Estaba todavía clandestino, no salía a la calle por temor pero justamente cuando la gente comenzó a hacerlo, pude atreverme a salir. Yo también recuperé la calle gracias al Mundial. En un sentido opuesto, en mi libro "Pase libre»", cuento que durante una carrera de Reutemann, a fines de enero del ’78, estando secuestrado, nos sacan a mí y a otro compañero de cuarto y nos llevan a una sala con guardias con los que teníamos una relación más distendida. Era domingo y pudimos ver con ellos la carrera de Interlagos, en Brasil, que ganó Reutemann. A medida que se iba perfilando como ganador, fue creciendo, en el cuarto, entre los tres guardias y nosotros dos, un ambiente de euforia nacionalista argentina. Desde el "vamos Lole", "no afloje Lole", hasta terminar, con la bandera a cuadros, saltando los cinco, abrazándonos y gritando "Argentina, Argentina". Al rato, los guardias nos encerraron nuevamente. En esa situación, nosotros tendríamos que haber sido capaces de gestar una fuga, pero quedamos atrapados por el nacionalismo deportivo. El festejo nos dejó pasivos".
¿Sigue ligado al fútbol como juego?
"Sí, incluso mis tres hijos han jugado bien al fútbol. Pero lamentablemente han dejado debido al sistema de entrenamiento agobiante. Le han quitado la dimensión del juego, de la diversión. Les han impuesto a los nueve años entrenar tres veces por semana y les hacen perder la sensación del juego".
Hay una lucha mundial por el tema de la igualdad de género que genera miradas contrapuestas, ¿qué pasa en el mundo del fútbol?
"El deporte es el último bastión de la ideología machista. Una ideología que abierta o implícitamente afirma que el hombre es superior biológicamente cuando en muchos casos no se da. En términos generales, los hombres tienen más altura, fuerza y velocidad. Y las mujeres más resistencia y agilidad. El problema es que algunas mujeres serán superiores a la mayoría de los hombres, aun cuando la mayoría no lo sea. Negarles a esas mujeres, que son anatómicamente superiores, la posibilidad y el derecho a medir sus fuerzas con sus competidores masculinos no es razonable ni justo. Pero incluso estas segregaciones son defendidas por los mismos deportistas, al tiempo que son cuestionadas en el resto de las actividades de la sociedad".
Al menos en lo económico hay una tendencia a la igualdad. ¿Es el camino?
"No creo. Se corre el riesgo de estar reafirmando el prejuicio de que las mujeres por ser más débiles necesitan una medida discriminatoria positiva extra. No me parece tácticamente correcto. Hay que trabajar a largo plazo, modificar el mercado, influir en él, para que el deporte femenino tenga el mismo valor, genere la misma cantidad de ganancias que el masculino. Entonces no será necesario redistribuir"
¿Cuál es la diferencia entre trampa y conducta antideportiva en el fútbol?
"Un ejemplo de trampa es "la mano de Dios", en cambio la picardía de provocar a un adversario ejemplifica la conducta antideportiva. Ambas son condenables cuando se cumple una de estas tres condiciones: si empeora la calidad del juego, si pone en riesgo la integridad física del adversario o si consiste o configura una ventaja injusta. Provocar al adversario es muy discutible que empeore la calidad del juego, y hasta se podría argumentar que tiende a expandir el repertorio de cualidades que se testean en el juego, ya que se pone a prueba el carácter y la capacidad de autocontrol que tiene un jugador. Provocar no da una ventaja injusta, ya que existe reciprocidad en esa conducta. Y tampoco pone en riesgo el físico del adversario. En cambio, la recordada reacción de Riquelme al ser provocado es condenable, ya que puso en peligro la integridad física de su rival".
¿Y "La mano de Dios"?
"Está prohibida. Pero, ¿es condenable? Los goles con la mano sí, pero "la mano de Dios" en particular no. No es una ventaja injusta porque todos lo harían en la misma situación. Nadie hace un gol así y se da vuelta para confesar su falta ante el árbitro. No cumple con ninguno de los tres puntos que venimos tratando. Este caso además, tuvo como efecto extra futbolístico el relegamiento del fantasma de la guerra. Hizo que se dejara de hablar de Malvinas y se pasara a hablar de la venganza de los ingleses ante el triunfo argentino".
¿Cuál es su opinión sobre el doping?
"El doping se sitúa directamente en el campo de la conducta ilícita. Pero sí, como parece, está tan difundido entre los atletas de alta competitividad, no configura una ventaja injusta porque la mayoría lo hace. Pero sí lo es respecto de quien respeta la norma. Pero en ese sentido, lo que crea la ventaja injusta, en realidad, es la prohibición, porque si estuviera permitido, a todos les sería posible doparse para mejorar su rendimiento deportivo. La primera condición para la condena -que empeore la calidad del juego- no se da, sino todo lo contrario. La tercera tampoco porque no se pone en riesgo la condición física del adversario más de lo que el juego implica. Pone en riesgo, sí, la salud del propio agente, pero como es una persona adulta, con la condición de que esté bien informada sobre los efectos nocivos del doping, tendría que poder decidir por si mismo si consume o no. Es decir, en el caso del doping, su condena o no, creo que dependerá de su grado de difusión". 
¿Qué queda entonces del deportista como modelo social si se le toleran la conducta antideportiva, la trampa, y se le permite doparse?
"Se blanquearía la realidad, se terminaría con la hipocresía, con la doble moral, con el presentarlos como modelo de vida limpia y sana, cuando en realidad el deporte profesional no es sano ni limpio. El deporte profesional, como todo trabajo, estropea la salud y el cuerpo. Lo que se conseguiría es presentar a los deportistas como verdaderos trabajadores que son, personas que ponen en peligro su salud y se sacrifican para ser mejores. A nosotros, consumidores de deporte, no nos gusta el dóping. Tenemos prejuicios, creemos en el mito del deporte como un juego limpio, como actividad sana, y no queremos consumir deporte con droga. Los burócratas y empresarios saben de estos prejuicios y los usan para sus fines".

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa y lea el diario completo edición impresa

buro
RafaelaNoticias
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RPM

Lo último

mutualunion

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web