CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Grandes reportajes: Eduardo Gays

"El orgullo le ganó a la angustia"

Apenas cerrado el torneo de Primera división, el presidente de Atlético analiza todo lo vivido en este tiempo. Su experiencia al frente de la institución, la realidad dirigencial, los desafíos futuros y la emocionante respuesta de la gente ante el descenso.


yo opino
lunes, 26 de junio del 2017 | 04:00Hs

Foto: D. Camusso
imagen

La historia de un club se escribe en etapas y con hechos. Los resultados deportivos, la realización de eventos conmocionantes, el crecimiento institucional, son las cosas que van marcando el grado de grandeza de cada uno de ellos. Atlético, que con más de cien años de vida se ha convertido en una institución de relevancia nacional, viene de un tiempo de dudas. Un tiempo donde pareció seguir el mismo camino de esta Argentina en donde la palabra grieta ganó un lugar central. Pero cuando su presente amenazó volverse negro, arrastrado por la caída del fútbol, apareció un condimento que distingue al club y a la comunidad que lo contiene: la calidad de su gente. Apenas el drama deportivo del descenso se consumó, esa gente abrazó la causa, se alejó de la violencia que este tipo de hechos suele generar, y le entregó otro pilar a la historia Celeste, con la repercusión que su accionar tuvo en todos los medios de prensa. Entonces, la pena se atenuó. Y la grieta parece empezar a cerrarse.
¿Cuál es la sensación que tuvo Eduardo, el hincha, cuando se decretó el descenso?
"La primera sensación es de angustia, porque es imposible que el descenso genere un sentimiento distinto en quienes lo sufren. Pero inmediatamente se suman otros sentimientos como el orgullo, por la manera en que todos los hinchas del club reaccionamos ante esto, o la satisfacción de que nuestro equipo haya hecho un gran torneo que nos mantuvo siempre con la ilusión de que podíamos salvarnos, a pesar de que desde el comienzo mismo sabíamos que iba a ser casi imposible. En esta partida, claramente el orgullo le gana a la angustia".
¿Y qué sintió el ingeniero Gays, el presidente, en ese momento?
"Tuve los mismos sentimientos, porque ante todo soy hincha de Atlético, pero me duraron apenas un rato porque enseguida me comuniqué con el resto de la dirigencia y entre todos nos potenciamos pensando en que tenemos por delante un gran desafío, como es tratar de ser protagonistas del ascenso y regresar a Primera lo antes posible. Atlético nos obliga a eso, entonces ya nos pusimos a analizar qué torneo tendremos que jugar, que cuerpo técnico queremos y qué plantel podemos armar. Esa vorágine no permite tener demasiado tiempo para analizar sentimientos".
Fue raro descender viendo al resto por televisión y tener que entrar a la cancha, al día siguiente, para jugar lo que a priori era el partido que más se esperaba. ¿Imaginaba que la gente reaccionaría de ese modo?
"En parte sí, porque en las redes sociales y en la calle ya se podía ver lo que sentían. Pero fue extraordinario vivirlo y nos llena de orgullo, creo que ellos cerraron de manera ideal un círculo que es el símbolo de la institución. En todo el torneo existió ese sentido de pertenencia que buscamos desde el comienzo. Un buen grupo de jugadores, un cuerpo técnico serio y un rendimiento en el juego que permitió conseguir una cantidad de puntos importante, que merecieron ser más. Y la gente lo reconoció magníficamente, porque cuando en otros lados un descenso genera violencia, aquí fue todo lo contrario. Valoraron el trabajo que se hizo en todos los aspectos, y nosotros nos permitimos pensar que una parte nos correspondía. Eso siempre es motivante, porque el premio central para un dirigente es la valoración que hace la gente de su trabajo".
Usted mencionó una definición que hicieron popular en el comienzo del armado de este plantel: el sentido de pertenencia. ¿Consiguieron esto en una dirigencia que en el comienzo parecía un rompecabezas?
"Sin duda. Me siento orgulloso de estar encabezando una dirigencia que tiene un grado de identificación tan fuerte con el club. Cada uno es un motor que empuja hacia adelante y no hay egoísmos, todos tenemos en claro que el objetivo es que cuando nos vayamos, dejemos un club mejor al que encontramos. Debemos seguir sumando gente y prepararla, para eso tenemos muchos dirigentes en condiciones de hacerlo". 
¿Cuánto los va a condicionar el descenso en lo económico?
"La verdad es que es un tema central, y sobre el cual ya estamos trabajando. Buena parte de esta dirigencia ha realizado una gran tarea durante los años en que estuvimos en el ascenso, y los resultados sirvieron para distinguirnos en el máximo nivel del fútbol. La idiosincrasia de Atlético es simple, primero debemos saber con claridad qué es lo que tenemos, y después invertimos en consecuencia. Esto no es lo que ocurre en general, porque hay muchos clubes que primero gastan para tener mejores planteles y después ven cómo arreglan sus deudas, lo que en definitiva les da ventaja deportiva sobre los que hacemos las cosas bien. En los años de descalabro institucional de AFA, muchos medios nos marcaban a nosotros como una excepción, y ahora que descendimos hay instituciones que nos han dicho que les parece una injusticia que esto nos ocurra. Y enseguida aseguran que sería lógico plantear que hay que hacer cambios, y que los clubes que se endeudan para tener beneficios deportivos deben ser sancionados para que haya igualdad. Ojalá sirva para que todo el sistema sea más justo". 
La elección del 2012 generó una grieta profunda dentro del club y todo terminó mal. ¿Qué enseñanza les deja a ustedes?
"Hablar de este tema es siempre meter el dedo en la llaga. Queda claro que tenemos que aprender para no repetir errores. Una elección siempre genera divisiones y lo ideal es que estemos todos unidos, marcando las disidencias, oponiéndose a lo que uno considere que debe oponerse, pero desde adentro. Por algo en cien años no hubo elecciones en Atlético. Cada uno de nosotros debemos hacer siempre autocrítica para entregar lo mejor al club".
En un año se renuevan autoridades, ¿trabajan ustedes pensando en una temporada o en un proyecto a largo plazo?
"Al menos yo, y creo que esto le pasa a la gran mayoría de la dirigencia, no trabajo pensando en el mandato personal sino en hacer lo que el club necesita. No se puede pensar en procesos cortos sino en un proyecto que permita que el crecimiento de Atlético sea mantenido. Lo que va generando variantes es lo deportivo, porque si bien el club tiene 17 disciplinas, el fútbol es la central y entonces lo que ocurra con este condiciona. Pero el proyecto debe mantenerse claro y firme más allá de quienes estén al mando. Además, la realidad en Rafaela es distinta a la que se vive en otros lados, donde ser dirigente de un club potencia a ese hombre en su intención política. Aquí, quien está trabajando lo hace prioritariamente por amor al club y no por apetencia personal".
Su historia en Atlético no tiene relación con el fútbol, sin embargo se lo ve muy metido en esto, no solo en lo dirigencial sino también en el juego…
"Mis raíces vienen de la pelota a paleta, y por ende no siento al fútbol como aquellos que sí tienen esa raíz. No sé si esto es bueno o malo, en todo caso muchas veces me permite una mirada distinta. El fútbol genera en Atlético el 80 por ciento de los recursos. Por lo económico y por lo que despierta en la gente, aquí y fuera de la ciudad, es la actividad central. Pero esto no debe minimizar al resto de las actividades. Nosotros tenemos además, una historia y un presente muy grande en el automovilismo. Ser presidente de Atlético me obliga a analizar el fútbol y a aprender día a día. Tengo la suerte de tener un grupo de dirigentes de gran capacidad junto a mí, que han dado muestras durante muchos años de saber cómo actuar. Todo lo que se vivió en AFA me obligó a tener que conocer todo el entorno del juego para poder defender al club de la mejor manera. Creo que es fundamental que el presidente de Atlético esté muy metido en el fútbol".  
¿Cuál es el mensaje para el socio y para el hincha justo cuando nos despedimos de Primera?
"Lo primero que quiero es agradecerles por haber dejado el nombre del club bien alto, porque la manera en que reaccionaron frente al descenso tuvo un gran rebote en todos lados, y una vez más fuimos vistos como ejemplo. Y después quiero pedirles que nos sigan acompañando, los socios, los hinchas y los anunciantes. Nosotros, que somos hinchas de Atlético, vamos a trabajar de la mejor manera para que el club continúe creciendo y para que el fútbol vuelva a Primera lo antes posible".

 

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

Libertad
RPM

Lo último

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


mutualunion
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web