CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

COLUMNA DE OPINIÓN

El Pastor y la justicia divina


yo opino
lunes, 15 de mayo del 2017 | 04:00Hs

Foto: D. Camusso
imagen

"Pero con los muchachos nos enganchamos con la cuestión de la brujería, de la ruda macho, de enterrar un sapo detrás del arco de Fenoy, de tirar sal en la puerta de los jugadores de Newels. Y de todas esas cosas de que siempre se habla. Por supuesto que todas las brujas del barrio ya estaban laburando en la cosa y había muñecos con la camiseta de Newels clavados con alfileres, maldiciones pedidas por teléfono y hasta mi vieja, que no manya nada de todo esto, tenía un pañuelo atado desde hacía como diez días, de esos de Pilato, Pilato, sino gana Central en River no te desato. Después, la vieja decía que habíamos ganado por ella". Del cuento "19 de diciembre de 1971" de Roberto Fontanarrosa.
Cada vez que se juega fútbol, en el nivel y el lugar que sea, ocurre. Varios jugadores entran a la cancha asegurándose de pisar el césped primero con el pie derecho, mientras hacen la protectora señal de la cruz. Otros tocan el pasto y se llevan la punta de los dedos a los labios, alguno de rodillas extiende sus brazos y murmura algo al cielo. Horas antes, lejos del estadio, algún entrenador, jugador o hincha consultó el tarot, invocó un santo católico o dios pagano, repitió cierta rutina "mágica" o ya se puso la prenda de la suerte para ganar protección divina, bloquear la energía negativa o anular al equipo rival. Es "el partido detrás del partido", tan importante como el que por reglamento dura noventa minutos y tan diverso como el mundillo que vive y sueña por culpa de un balón. Cábala, término que procede de qabbalah, palabra hebrea que significa "tradición", una interpretación metafísica de las enseñanzas presentes en la Tora, el conjunto de libros sagrados del judaísmo.
Demasiado complicado empecé. Lo cierto es que esto lo hacemos todos. Por ejemplo yo, que este sábado seguí el partido desde lejos y frente a una gran pantalla, recordé que la última vez que estuve en ese mismo lugar Atlético ganó. Entonces repasé la escena y traté de forzar mi propio déjà vu. Y estoy seguro, como la vieja de Fontanarrosa, que la Crema ganó porque yo tuve todo el partido los pies cruzados hacia mi derecha y los brazos igual y sobre el pecho, cosa que intenté cambiar faltando unos minutos pero esa jugada de los tucumanos, cuando nos salvamos de milagro gracias a Lucas Hoyos, me obligó a mantenerme firme. Y vino el gol. Entonces no hubo necesidad de sostener la cábala porque el grito y el salto terminaron con todo. Y hasta tuvimos la suerte de no tener que sufrir, porque el final lo decretó el árbitro apenas pude volver a respirar. 
En la semana se viralizó un video de un joven de acento brasileño que dentro del campo de juego del estadio, aseguraba que acababa de terminar con los maleficios mediante una bendición que nos salvaría. Más o menos así. Y aclaraba que era con la anuencia de los dirigentes. "Una pavada, ¿Cómo puede ser que esos directivos, gente inteligente, crea en esas cosas?", me dijo el tipo de la redacción que otra vez me apuraba para que cierre la columna. "¿Y vos decís eso? ¡Vos sos de Rácing, un club que hasta hizo una peregrinación, bendijo el Cilindro como veinte veces y salió campeón con un técnico que tenía como arma principal hacer cuernitos cada vez que atacaba el rival!", casi le grité. "Pavadas, insistió, lo de los cuernitos era para la gilada", y se fue evitando pasar por debajo de la escalera que estaba justo en su camino. Lo cierto es que después del Pastor ganamos dos partidos en casa, donde nos había empatado Huracán en lo que parecía la crónica de un descenso anunciado. Lo goleamos a Unión y Abero nos metió de cabeza en una pelea que no creíamos posible hace un par de semanas. Y fue en el último minuto. Una locura. 
Salvo porque se llaman Atlético, porque a sus estadios se los conoce como Monumental, porque tienen la misma camiseta y porque sus clásicos rivales visten de rojo y blanco (San Martín, en el caso del tucumano), al "Decano" y a la "Crema" no los une el amor ni el espanto. Sin embargo se trataba de uno de los "clásicos" de esta fecha tan particular. Ante un rival que se hizo muy fuerte y hasta juega la Copa Libertadores, la Crema jugó noventa minutos fantásticos. Salvo por la ausencia de gol. Entre la inoperancia propia a la hora de definir y la sapiencia de Lucchetti, los minutos parecían volar como nuestras ilusiones. Entonces Llop tomó la decisión de ir a ganar como sea, y puso en cancha todo lo que había en el banco con características ofensivas. Pero ni siquiera la expulsión de Bianchi hacía presagiar la victoria final, porque la impotencia nos había ganado a todos. Salvo a ese grupo de jugadores que parece absolutamente convencido de que puede solucionar el desastre que sufrió Atlético en la etapa anterior. Ese golazo de Mathías fue un enorme orgasmo futbolero. Y entonces pasamos a ver a este equipo bien arriba en nuestra consideración, como lo muestra la foto de Diego Camusso.
Lo cierto es que en un deporte y en un país donde la justicia está siempre bajo sospecha, esa tarde de sábado la diosa de los ojos cubiertos puso por fin la balanza en equilibrio. Una vez nos tenía que tocar ganar de este modo. ¿Habrá sido mi cábala? ¿O el "trabajito" del Pastor? Todos sabemos que estas cosas, honestamente, no sirven de nada. Y sin embargo, los futboleros necesitamos fantasear con que algo que hagamos, como sumos sacerdotes de una religión que únicamente nosotros comprendemos, obrará el milagro de ayudar a nuestros futbolistas mientras los rivales sufren todas las desgracias. Yo estoy convencido de que ganamos porque estos jugadores son buenos en serio y tienen un tremendo amor propio. Porque Hoyos ataja como nunca, la defensa está tremendamente sólida, Lunita recuperó su juego, Díaz complica a quien se le oponga, Gudiño sigue siendo el as de espada y Llop nos parece mucho mejor que Guardiola. Pero igual, ante Lanús, yo volveré a cruzar brazos y piernas, y voy a ver si consigo una estampita del Pastor. Por la dudas, ¿vio?

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

libertad030517
RPM

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


5RTv El canal de Santa Fe en vivo

RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

Encuesta

¿Crees que Atlético se va a salvar del descenso?


Sí, se salva
No, no le alcanza
Votar

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web