municipalidad
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

La otra mirada - Mundial Rusia 2018

Hundidos


yo opino
viernes, 22 de junio del 2018 | 04:00Hs

"Viéndolo salir de lo oscuro cual barco fantasma, me sigue desconcertando cada vez el ver la triste rutina del grandioso barco yaciendo aquí, donde se posó a las 2:30 a.m. del 15 de abril de 1912, después de su larga caída del mundo de allá arriba.De "Titanic" (1997), dirigida y escrita por James Cameron.
¿Dónde está el límite de la crisis? ¿Dónde el piso en una caída? La triste historia reciente de nuestra selección comenzó a escribirse tras la salida del Tata Martino. A partir de ese momento sufrimos una eterna serie de despropósitos dirigenciales que metieron a los jugadores en una suerte de licuadora que acabó con sus mentalidades destruidas. No tenemos un plantel de futbolistas que por peso propio deberían meternos en la final, aunque contar con Messi siempre nos da esperanza. Pero Lio no puede con la presión que le genera vestir esta camiseta, fundamentalmente desde que le dieron la cinta de capitán. Y el resto de sus compañeros terminan siendo para él una mochila más que una ayuda. Auú así, no es lógico que estos mismos jugadores brillen de manera individual en sus clubes y fracasen como lo han hecho durante estos meses en el seleccionado. Tras la salida de Sabella y el paso de Martino llegó el tiempo de Bauza. Fueron tres entrenadores en tres años. A eso hay que sumarle el destrato a Bauza que más allá de su pobre desempeño, no merecía tamaño despellejamiento profesional. Y entonces buscaron a Sampaoli, un entrenador que en poco tiempo pasó de la nada misma a la cima de sus sueños, tras un paso interesante con la Selección de Chile y otro irregular por Sevilla, previo desembarco en el Seleccionado. Su ética profesional y su forma de ser están lejos de mis principios. No me gusta su estilo histérico para dirigir, ni sus tatuajes, ni el rock chabón y menos sus disculpas luego de bastardear a un policía en su Casilda natal. Nada de él me gusta. Pero es entendible, terminamos de ser humillados en este Mundial bajo su conducción.
La serie de despropósitos de estos tiempos, cometidos por los dirigentes y Sampaoli, es tan larga que podríamos hacer todo el diario con su sola enumeración. Clasificamos gracias a Messi en Ecuador. Después la preparación fue tan caótica que ni siquiera enoja. Entristece. Nos goleó España, jugamos en Jerusalén, no jugamos en Jerusalén, vamos a ver al Papa, no vamos a ver al Papa, el arquero es Romero pero si se resfría no lo espero, a Biglia sí porque es mi cinco aunque elijo poner a Mascherano, Lo Celso es el socio ideal para Messi pero mejor esperemos que crezca, Enzo Pérez entró por la ventana pero debe ser titular, Pavón es fundamental para nosotros pero en el banco, probemos la línea de tres que es la mía aunque no la practicamos casi nunca, bla, bla, bla. Habrá que leer Mis Latidos, el libro de Sampaoli, de título ambicioso, para ver si allí hay una explicación escrita a lo que no puede mostrar en la práctica.
¿Y los jugadores? Es el momento ideal para pegarle al pobre Willie Caballero y aseverar que Caruso Lombardi tenía razón cuando pedía que ataje Armani. En realidad el grosero error del arquero solo aceleró una caída que se veía venir, porque el equipo era una lágrima. No defendía bien, no tenía la pelota en el medio, y no generaba casi nada en ataque. Di María, Higuaín, Agüero, Mascherano, y hasta el mismo Messi, son cracks, nadie puede discutir eso. Están entre los mejores del mundo, pero en el seleccionado parecen los peores. ¿Merecen estar convocados? Sí, pero así no pueden jugar. Esta derrota que remarca una realidad de crisis es una herida mortal para el hincha argentino, tal soberbio en su autoestima como preocupado por la mirada ajena. Fue tan brusca la caída, fue tan corto el paso de la ilusión al descalabro, que el futuro asusta. Hay una mínima luz de esperanza, pero casi todos la descartamos. Estamos armando las valijas para ver el Mundial desde casa. Y duele. Ni siquiera es tiempo de ilusionarse con que los que menospreciaron el subcampeonato de 2014 entiendan que fue una gesta. O para pensar que viene bien tocar fondo de esta manera para que la AFA haga por fin un proyecto serio. Nada de eso. Habrá que hacer el duelo. Y poner Netflix. 

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa y lea el diario completo edición impresa

RPM
RafaelaNoticias
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
Escobar

Lo último

mutualunion

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web