CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

La apicultura, una alternativa con gran potencial en nuestra Provincia

El Ing. Raúl Stefanazzi, subsecretario de ganadería de Santa Fe, habló en profundidad sobre una de las actividades de mayor crecimiento. El funcionario ponderó las acciones públicas realizadas, remarcó que "no tiene techo". Más de 1.500 familias trabajan en la apicultura en nuestro territorio.


Agro
jueves, 16 de noviembre del 2017 | 04:00Hs

Foto: Archivo
imagen
Los productores santafesinos buscan instalarse comercialmente, con la latente posibilidad de exportar.

En nuestra Provincia se evidencia un crecimiento de la apicultura, en distintos niveles de producción. Tanto la miel tradicional como otros subproductos vienen experimentando un desarrollo que posibilitó que muchos emprendedores realicen apuestas más contundentes, algunos de los cuáles alcanzaron a establecer lazos comerciales con mercados internacionales.
En ese sentido el Gobierno santafesino ha posibilitado algunas herramientas estratégicas, que por lo que pudimos indagar fueron aprovechadas por diversos productores y empresas del sector. Para conocer más detalle sobre el desarrollo apícola dialogamos con el Ing. Raúl Stefanazzi, subsecretario de ganadería, quien en primer lugar expresó que "toda cadena de valor siempre está en auge, más allá que pueda tener momentos cíclicos. La apicultura en el mundo es una profesión muy antigua, como lo son las abejas. La apicultura significa biodiversidad, polinización, fecundación estructurada, preservación de las especies vegetales. En términos comerciales e industriales en estos momentos y desde Santa Fe está teniendo desde el punto de vista de la política agropecuaria, y pública a su vez, un empuje muy grande. Tenemos un fuerte mandato de nuestro gobernador Miguel Lifschitz y nuestro ministro Luis Contigiani para que llevemos a ese motor toda la potencia necesaria". Y agregó "la miel argentina caracteriza junto a las carnes y en otra medida el gran complejo oleaginoso de Rosario 3 cadenas de valor muy potentes, muy fuertes, que nos destacan, nos jerarquizan en el mundo. Al mismo tiempo puedo decir que la apicultura santafesina aporta una posición arancelaria 20 en 2000 productos". 
-¿Qué cantidad de productores se dedican a la apicultura en Santa Fe?
-Es una trama social muy fuerte, son más de 1.500 familias en todo el interior provincial que se dedican a la actividad, que le dan vida a los pueblos, que mueven esa economía local, que todo lo que generan comercialmente lo reinvierten, o lo gastan en el pueblo. Ahí es donde está puesta nuestra mirada en términos estratégicos, como una cadena de valor asociada al territorio, a la economía local. 
-Sabemos que llevan adelante distintas políticas de promoción hacia el exterior.
-2017 ha sido un año, a pesar de las dificultades climáticas, relevante, lo que destaca a la invencible Santa Fe en ese justo lugar. Hemos lanzado el programa apícola provincial en abril, hemos financiado desde el ministerio en términos bien estratégico 3 o 4 emprendimientos operativos para agregado de valor. Fundamentalmente promovimos para que 5 empresas de la apicultura santafesina fueran al congreso mundial de ´Apimondia´ que se dio en Estambul dos meses atrás. En ese congreso que se junta el mundo apícola Santa Fe llevó el stand propio dentro del stand argentino. Somos la invencible Santa Fe en el contexto de una nación Argentina, pero nuestro stand tuvo una destacadísima presencia. Llevamos cabañeros apícolas, cooperativas con su producto hidromiel, que la destacaron y pidieron que esa hidromiel esté en los próximos concursos de calidad. El congreso se dio en el corazón del mundo de la apicultura, en Turquía, uno de los países más fuertes en términos productivos, de consumo y exportación. Llevamos nuestras mieles certificadas orgánicas, se trajeron oportunidades comerciales para los próximos meses. Vendrán compradores de distintos países a visitarnos y a establecer lazos con las empresas. Llevamos fraccionadores para que también puedan desarrollar una estrategia propia. 
-Teniendo en cuenta la problemática de otros rubros, ¿es competitiva la miel santafesina en términos internacionales?
-Estamos en la clásica ambivalencia. Por un lado tenemos un producto natural, reconocido, genuino y por otro lado nos falta incorporar tecnología. El congreso de ´Apimondia´ sirvió para que las empresas se pusieran al día. Por ejemplo productos de la colmena, uno conoce nada más que la miel, pero en realidad la colmena tiene más producto, tiene el material vivo, lo que son las reinas y su núcleo de abejas. La jalea real, el polen, el propóleo, la pictosina, que es el veneno o la clásica picadura de abeja transformada en un excelente medicamento inyectable. En ese plano lo nuestro es muy artesanal, que tiene un valor, tiene un plus. Pero hay tecnologías que se utilizan por ejemplo para la jalea real que se ahorran muchísimo tiempo, simplifican tareas y uno podría hacer más escala. Vamos a seguir trabajando, ya veníamos con la intención de incorporar algunas cosas y estamos casualmente desde el área de comercio exterior del ministerio pensando en ponerle fecha a unas empresas de Turquía que van a venir a desarrollar una alianza estratégica. 
-Se está tomando la miel además como insumo de otros productos. ¿Cuánto puede crecer el sector?
-Para el año que viene vamos a lanzar una línea novedosa, con wiskhy a base de miel. También se está utilizando en una cerveza artesanal con la miel como variante y algunas cosas más que quizás se van a lanzar, que tienen que ver con la salud humana desde las líneas de destilación de otros productos que provienen del proceso de la hidromiel. Todo esto pone a la apicultura de Santa Fe en un lugar donde mirás y no se puede ver dónde estaría el techo. Toda la ribera de río, que tiene micro regiones, no es lo mismo la apicultura que hacés a nivel de la isla en Reconquista al norte que la que hacés en San Lorenzo o en Villa Constitución. Son tramas sociales distintas, reconocen un ambiente propio, ni hablar si vamos a los bajos submeridionales, si nos metemos en la cuña boscosa, al dominio de los tréboles en el departamento 9 de Julio, si bajamos a las estepas de nuestras cuencas lecheras que nos aportan una diversidad prolífica impresionante. No tenemos techo a la vista y sí estamos trabajando un plan muy fuerte de crecimiento porque a partir de toda la tarea pública que venimos haciendo volvimos a enamorar a los jóvenes con la apicultura. Viendo que puede ser un proyecto de vida, rentable, genuino, digno de desarrollar, estamos teniendo mucha demanda.
 -¿Cuál es el objetivo desde el ministerio para con la apicultura a mediano plazo?
-Como toda producción biológica la apicultura lleva 4 o 5 años entrarle, comprenderla, dominar los aspectos básicos. Entonces hay que empezar de a poco, empezar con una escala pequeña porque ahí cometés errores pero no se notan tanto. A partir de allí sí los grandes emprendimientos de tipo empresarial. Una apicultura que no deje de tener la visión de territorio y de familia, pero que vaya más a una idea empresarial, de rentabilidad y que le pueda dar un mensaje a los jóvenes que renuevan los padrones productivos de la provincia. Que la apicultura sea para ellos ´la´ alternativa. Y mucho más con todo lo que venimos hablando sobre las infinitas alternativas comerciales que tiene.

 

Se llevan exportadas 55 mil toneladas de miel
Según datos del SENASA, en lo que va del año nuestro país exportó 55 mil toneladas de miel, siendo Estados Unidos, con algo más de 26 mil toneladas, el principal destino. No obstante la brecha se ha acortado sustancialmente con respecto a Alemania, que adquirió casi 14 mil toneladas. En tercer lugar se encuentra Japón con cuatro mil toneladas, mientras que más atrás aparecen España, Francia y Bélgica, pero con valores menos significativos.
En tanto, marzo con 7.983 toneladas continúa siendo el período de mayor flujo comercial, seguido por junio con 7.536, mientras que setiembre con 4.588 toneladas es el mes con menos ventas al exterior, pero el dato relevante es que en relación a setiembre del año pasado disminuyó casi un 50 %.
En relación al mismo período del año anterior, las ventas han caído un 10 %. Cabe resaltar que en 2016 el total anual superó las 75 mil toneladas, por lo cual si se mantiene la misma tendencia podría hablarse de un año 2017 con un volumen de comercialización que rondaría las 65 toneladas.

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

RPM
Libertad

Lo último

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


mutualunion
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web