municipalidad
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

La otra mirada: Deseos de Navidad

La carta en el arbolito

Las fiestas de fin de año, en general, significan festejo y reflexión. Una versión atinada del cuaderno nuevo en la primaria, cuando terminábamos el viejo agrandando la letra para acortar los tiempos y empezábamos otro con eximia prolijidad, jurándonos que desde ese momento seríamos mejores alumnos. En un mundo donde la pelota no para de rodar, solo por estas latitudes hay tiempo para balances y promesas. A las puertas de un año especial, no olvide hacer algún pedido para su equipo del alma.


yo opino
martes, 26 de diciembre del 2017 | 04:00Hs

Foto: D. Camusso
imagen

Tony Nadal, tío de Rafael, uno de los tres mejores tenistas del mundo y seguramente el deportista con mejor actitud que se recuerde, contó en los días en que su sobrino se convertía en número uno del circuito, esta anécdota que es una pintura de la personalidad del español. Pero también una clara muestra de lo importante que es la mentalidad ganadora que poseen los grandes, la credibilidad que tienen en quien los guía y la convicción en sus propias fuerzas. Ese don general que los hace distintos al resto. Dijo Tony que Rafa, que por entonces contaba con solo 7 años, tuvo la posibilidad de ingresar a un torneo de juveniles. Y que su rival de primera ronda lo doblaba en edad. Rafael creía ciegamente en la magia del tío Tony quien, previendo una dura derrota y viendo nubarrones en el cielo, buscó tranquilizar a su sobrino. "Rafael, si veo que te da una paliza descomunal, tú no te preocupes que yo haré llover y paramos el partido", le dijo. "¿En serio? ¿Puedes hacer que llueva?", preguntó el niño agrandando los ojos. El grandote comenzó ganando 3-0 y Rafa, que ya era muy luchador, descontó a 3-2, hasta que se largó la lluvia inevitable y el partido se interrumpió. Rafael, entonces, se acercó silencioso a su tío y le dijo susurrando. "Toni, puedes parar la lluvia cuando quieras, ¡sé que le puedo ganar!".
Cada 26 de diciembre es un día especial para el fútbol inglés. La fecha número 18 se transforma en la más esperada por los aficionados y en algunas ocasiones, la más odiada por los futbolistas. En esa jornada, la Premier League, y sus tres categorías inferiores, están obligadas a jugar un partido "por culpa" de la tradición británica. Del otro lado, fanáticos felices. Son vacaciones de invierno y las estadísticas aseguran que ese día los estadios se llenan en un 97%. Padres e hijos asisten juntos a ver fútbol y crean un escenario sumamente familiar. La Federación de inglesa planifica con cautela esta jornada, a tal punto que acomoda el fixture para que se enfrenten equipos de una misma ciudad o área, así los seguidores no pierden tiempo en viajar. El fútbol inglés no se detiene, por el contrario, aumenta la dosis de partidos: tres en total y solo dos días de descanso, es el resultado del "Boxing Day".
El "Día de la Caja" tiene varias teorías en cuanto a cómo nació. Algunos dicen que en la época feudal, ya que los nobles, después de Navidad, les entregaban a sus sirvientes cajas con comida que sobraba de los banquetes previos, en forma de agradecimiento. Otros aseguran que el día posterior a Navidad, los empleados asistían a sus trabajos con una caja en donde sus patrones les dejaban dinero.  Hasta 1950, se jugaba el día de Navidad y al día siguiente. Pero los cambios sociológicos, la creciente intensidad de los partidos y los problemas de transporte acabaron con la jornada del 25 de diciembre. Sin embargo, existe una teoría más que une al fútbol y al "Boxing Day". Una fecha histórica dentro del mundo de este deporte, quizás, por lo que realmente resulte imposible suspender los partidos un 26 de diciembre. El Sheffield FC es el club más antiguo de la historia, fundado en 1857, tuvo que esperar tres años para encontrar su primer rival. El 26 de diciembre de 1860, apareció el Hallam FC. Aquel día, quedó escrito, fue el primer partido a nivel clubes de todos, es por eso que el "Boxing Day" tomó mayor relevancia.
Lo cierto es que en la mayoría de las ligas más importantes del mundo se juega por estos días, bien cerca de la Navidad y también de la noche de Año Nuevo. Este sábado, por ejemplo, se jugó el partido central de la competencia más seguida en el mundo de la pelota, el clásico Real Madrid-Barcelona. Un encuentro extraordinario que se programó a las 13 horas española por una razón netamente comercial. Gracias a esto, se dice que unos 650 millones de espectadores, un décimo de la población mundial, pudieron seguir el encuentro por televisión. En la historia de este choque, tres de los más grandes futbolistas de la historia, todos argentinos, fueron protagonistas, Di Stefano, Maradona y Messi. Salvo Diego, los otros dos fueron y son determinantes. Sid Lowe, periodista e historiador inglés, publicó en 2014 "Miedo y asco en la Liga". Es acaso el mejor libro sobre la historia de la Liga a partir del clásico. Real Madrid, que en 25 años había ganado apenas 2 Ligas, sumó en 11 años con Di Stefano 8 títulos de Liga, las primeras 5 Copas de Europa seguidas, 1 Copa de España y 1 Copa Intercontinental. "Papá, ¿era jugador de fútbol?", pregunta un niño ante una estatua de Di Stefano. "No –responde el padre–, era un equipo". Lowe dice que la anécdota no es real. Pero la cuenta porque es perfecta. La Saeta Rubia "no quería que corrieras por él, sino que corrieras como él", asegura el escritor. Lio, por su lado, volvió a hacer de las suyas este fin de semana, cuando convirtió un gol de penal y fue clave con sus asistencias para la goleada Culé por 3 a 0. Es imposible enumerar sus logros sin cansar. Entre tantísimas definiciones sobre su genialidad, elijo la de Santiago Solari. "Messi es el fútbol en estado puro, cada vez que encara nos regala un pasaje a los recreos en el patio del colegio, un atajo en el tiempo".
Mientras la pelota rueda por todos lados sin detenerse, aquí hay tiempo para hacer balances y armar nuevos proyectos. No será el 2018 un año más. Rusia está demasiado cerca, y el Mundial que temimos no jugar, ahora muchos ya aseguran que no podemos perder. Esta generación de futbolistas, con Messi como líder, disputó tres finales en tres años de alto nivel, un hecho que no supimos valorar por nuestro deseo y el mandato de victoria. Lo tildamos de fracaso y entre todos armamos un suicidio inducido que no se dio por la magia del 10. O porque algún dios futbolero entiende que es justo que Lio sea campeón. Ojalá se dé, pero por sobre todo, ojalá hayamos aprendido que aquello de que el segundo es el primero de los derrotados es una blasfemia que empuja al exitismo.
La organización de nuestro fútbol parece haber entrado en una etapa de modernismo y cambios progresivos que nos alejan de las barbaridades sufridas en los últimos años. No es que todo se haya solucionado y que la violencia y la corrupción estén desterradas. Nada de eso. Sin embargo, este tiempo sin grandes escándalos y con la justicia de verdad entrando lentamente a un terreno que era tierra de nadie, parece un paraíso comparado con lo anterior. El gran desafío del 2018 será mantener la senda y mejorar.
Para nosotros, después de asumir de manera lógica el descenso de Atlético, algo que suele ser devastador, y tras empezar el camino en el ascenso con todas las dudas por la ausencia de funcionamiento y los puntos que quedaban en el camino, los buenos resultados empujaron a que Lucas Bovaglio y sus futbolistas le dieran forma a un equipo que terminó líder del torneo por méritos propios. Las ilusiones ahuyentaron los fantasmas, y los hinchas recobraron la ilusión.
Este Atlético de las últimas fechas demostró tener mentalidad ganadora. Creer y respaldar a quién conduce. Y estar plenamente convencido de sus propias fuerzas. Ya lejos de tantas decepciones y a la hora de poner la carta en el arbolito, los hinchas celestes deberían escribir una con letra clara, prolija y sin tachones. Para pedirle al nuevo líder de los poderosos del fútbol argentino: "Señor Chiqui, ya puede hacer que el torneo se vuelva a jugar. ¡Sé que lo podemos ganar!".

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa y lea el diario completo edición impresa

RafaelaNoticias
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RPM
Libertad

Lo último

mutualunion

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web