municipalidad
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

La otra mirada

La cuña, el palo y el pozo sin fondo


yo opino
martes, 10 de abril del 2018 | 04:00Hs

Foto: Prensa Atelético de Rafaela / Ariel Heideggen
imagen

¿Qué nos pasó? ¿Cuándo fue realmente que perdimos el rumbo? ¿Cómo es que no supimos cambiar para revertir una historia que los demás colaboraban para que sea un cuento de hadas mientras nosotros nos empeñábamos en convertir en drama? ¿Por qué no atendimos a las alarmas que suenan desde hace demasiado tiempo? ¿Nos encegueció el hecho de ser punteros a pesar de todo? ¿O simplemente no pudimos hacerlo porque esta es nuestra realidad y no aquella que nos mostraba ganadores con resultados amplios y arco propio imbatible? Lo cierto es que la caída parece no tener fin, el entrenador no encuentra respuesta y los jugadores parecen fantasmas sin alma ni fútbol. Y el presente nos deja demasiado lejos de un ascenso directo que ahora es utópico, y demasiado cerca de quedar fuera del reducido.
Se los puede acusar de traidores, de mercenarios, de insensibles. Pero en el fútbol, muchas veces, el fiel sentimiento se deja de lado por una humilde excusa como la de ser un buen profesional. Lo cierto es que Gabriel Morales caminó sin demasiada oposición por el lateral izquierdo de su equipo tras recibir un lateral inocente. Solo, intocable, tanto que hasta el mismo se sorprendió. Un defensor quedó duro como si no lo hubiese visto, otro marcó un posible pase atrás en el borde del área chica, y el arquero certificó que no tuvo maestros claros o nunca escuchó aquello del "palo del arquero". Ese, el que está a mano, el que nunca se debe descuidar porque si la pelota entra por allí el culpable es el uno. Bueno, la pelota entró por ese palo. Y la Ley del ex se terminó de ejecutar con pedido de disculpas incluido. Entre la peor cuña y el palo maldito se consumó la derrota, porque tras ese uno a cero Atlético cayó por el pozo sin fondo.
¿Dónde está el límite de la crisis? ¿Dónde el suelo de la caída? El proceso entre la esperanza y el descalabro fue tan corto como devastador. A la palabra proyecto le pasó lo mismo que a la palabra utopía: se quedó anticuada. Sin embargo, ni una ni otra han sido superadas, por la sencilla razón de que el tiempo -como los sueños- forman parte de la naturaleza de la vida. No hay teclas, no hay milagros; Atlético tiene que unir los trozos rotos, recuperar los valores perdidos, y remar todos juntos en busca de un futuro definido. Este ha sido un camino que empezó a los tropezones, luego encontró casi sin explicaciones una racha de grandes resultados y después una meseta con poca sumatoria pero con una ayuda externa casi increíble. Este momento tiene el nombre que asusta: fracaso. ¿Conviene ahora suicidarse, tirar todo por la borda y pensar en el próximo torneo o conviene acordarse de la frase de Churchill? Aquello de "hay que ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo". La respuesta a esta encrucijada la tienen los de adentro. Los de afuera solo nos dolemos de estas frustraciones. Es que más allá de mis declamaciones poéticas sobre el juego de la pelota, en realidad, y hasta que se me pase la angustia, estoy más cerca de la afirmación de Billy Shankly. "El fútbol no es una cuestión de vida a muerte, es mucho más que eso".

 

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa y lea el diario completo edición impresa

buro
RafaelaNoticias
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
Escobar
RPM

Lo último

mutualunion

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web