CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

La otra mirada

La radio hizo magia

"¿Por qué no crear con la voz jugadas más perfectas? ¿Por qué no dar nacimiento a deportistas nobles, diestros y mágicos que nos emocionen más que los reales? Se puede ir más allá. Todo el periodismo podría tener un carácter fantástico y abandonar los vulgares hechos de la realidad para aludir a sucesos imaginarios: conflictos, tratados, discursos, crímenes e inauguraciones de ilusión…Partidos de fútbol extraordinarios con goles inolvidables y jugadores heroicos", Relatores, Alejandro Dolina.


yo opino
sábado, 04 de noviembre del 2017 | 04:00Hs

Foto: Gentileza Ariel Heideggen
imagen

La imagen más fuerte que me liga al fútbol grande tiene que ver con la radio. Aquel Mundial de Inglaterra, en 1966, cuando la Selección local se quedó con el título en una final tan discutida como sospechada tras derrotar a Alemania, marcó el inicio de mi romance con las transmisiones. Y con el fútbol. Recuerdo escuchar a un relator que no logro identificar en mi memoria, hablando de Franz Beckembauer como "un señor jugador". Y yo, que era un chico de siete años de aquellos tiempos en que a los siete años se era un chico, y no un prototipo de la informática, me lo imaginaba desfilando sobre la cancha, trajeado, impecable, sin sudores, con el rostro de un figurín de revista, sonriendo sin temores en medio de rivales que no podían quitarle la pelota y entonces, rendidos, lo aplaudían. "Beckembauer, ¡qué jugador!", Remarcaba un comentarista que siempre parecía estar leyendo un diccionario. Y la televisión, varios años más tarde, me certificarían que el gran Káiser alemán era así, aunque se vistiera de futbolista.
Mire que cosa, mi primer recuerdo tiene polémica. La verdad es que los ingleses le robaron esa final a los alemanes. Los ingleses…no saben la cantidad de cosas que se me ocurren sobre los mentores del fair play, pero mejor dejar esos temas. Eran otros tiempos. Todo se podría haber solucionado con el VAR, pero por entonces la dirigencia de FIFA insistía con "la polémica le hace bien al fútbol. En todos lados se discute si tal o cual jugada estuvieron bien o mal cobradas. Lo importante es que se hable de fútbol". ¿La justicia? ¿Qué cosa? Lo importante es que se hable de fútbol, aunque todos sepamos lo que ocurre en la periferia de la pelota. Tanto que hasta con el VAR hay tanta polémica como ausencia de sentido común en su manejo. Pero nosotros ni pensamos en ese recurso, sencillamente porque no hay televisación del partido entre San Martín de Tucumán y nuestro Atlético. Entonces hay que recurrir a la radio. Como antes.
Los domingos de la década del setenta, apenas terminada la sobremesa familiar, salía rápidamente a la calle, me sentaba en la parecita del frente de la casa de mi madre y encendía la Spika de funda marrón. Tengo imágenes vagas de relatos de Fioravanti, y sí mucha presencia de partidos jugados en la voz del "Gordo" José María Muñoz, su verborragia, su debilidad por las conexiones extrañas y su facilidad para tener siempre la palabra de un invitado de peso político. Con ellos en mis oídos me iba al Monumental para ver el partido de Liga mientras escuchaba los de Primera. A nadie se le ocurría siquiera soñar con que un día nos iban a relatar a nosotros. Mire si ahora no voy a disfrutar de la radio trayendo San Martín-Atlético, aunque sea en la B Nacional. No hacerlo sería traicionar mis raíces y mis recuerdos.
Busco Universidad junto con Unired porque nadie sabe más de la Crema que Diego Oviedo, que esta noche comenta a la vez que se mete en el vestuario para contarnos todo. En el comienzo repasa las estadísticas, que no juegan pero marcan tendencia, y se me despierta la ilusión. Porque a estos tipos casi que los tenemos de hijos. Y luego, el relator se esfuerza para que sea así. Parece que la tenemos siempre nosotros, y tal vez sea así, aunque los relatores son una suerte de mentirosos profesionales que agigantan los partidos, como decía el Negro Dolina. Y el equipo de Bovaglio, que deambulaba en el torneo, crece en el relato como si ya fuera candidato al título. Entonces escucho sobre el vuelo de la pelota en el cielo tucumano y Oscarcito Carniello que se eleva sobre los cerros, abre los ojos como si fuera Michael Jordan en su momento de gloria, y cabecea al gol, que grito como loco. Solo falta que diego Diga "Carniello, ¡qué jugador!". Un rato más tarde llegó el segundo y una interminable seguidilla de situaciones desperdiciadas. En mi estadística radial merecimos hacerle no menos de siete, pero tal vez tenga que ver con que el relator bajaba la voz en cada ataque de los locales, como para proteger nuestra salud.
Lo cierto es que ganamos. Y estos tres puntos son mucho más que un número, son también un bálsamo para un proceso del que se empezaba a dudar. Y entonces el sueño se reconstruye, algo que parecía imposible hace apenas unas horas. Pero es que ya se sabe, la radio tiene magia. Y parece que contagia...

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

Libertad
RPM

Lo último

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


mutualunion
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web