estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

La sensación de terminar un maratón


deportes
martes, 10 de enero del 2017 | 04:00Hs

imagen
Mastromarino

Empieza un nuevo año y miles de corredores empiezan a entrenar y planificar para batirse a duelo con la mítica distancia.
Traspasar la línea de llegada de un maratón es una de las sensaciones más intensas de un corredor; sobre todo la primera vez que eso pasa.
Estar como espectador en la llegada de un maratón, es ver pasar una multitud de caras triunfantes, de gente con los brazos en alto, los ojos llenos de lágrimas, haciendo gestos de victoria.
Da lo mismo cuantos años pasen, quien termina un maratón, cada vez que lo recuerde sonríe y dice: "Yo fui capaz de terminar un maratón".
Indudablemente es un logro que no está al alcance de cualquiera. Solo hay que comprobar la curiosidad que despertamos en  nuestro círculo de amistades – entre los que no corren, por supuesto – y la cantidad de conversaciones que surgen a partir de nuestra "epopeya".
Pero ¿es admiración lo que sienten por nosotros? En algún caso, sí;  en otros, no, simplemente es asombro. No nos entenderán nunca. "Pero, ¿para qué corrés?" ¿Cómo que para qué corro? ¿Qué pregunta es esa? Está claro…corro para… no sé". Efectivamente; ni nosotros encontramos la respuesta. Una vez, un vecino de mi pueblo me preguntó en que puesto había quedado tras volver del Maratón de Castellón, en España. "Salí sexto", respondí; "La próxima vez te va a salir mejor", respondió el vecino. La verdad, no quise contradecirlo, y explicarle que en esa carrera hice "el maratón de mi vida": marca personal, récord de la provincia de Santa Fe, y una de las diez mejores marcas de toda la historia del maratón argentino. La mayoría de la gente no tiene demasiada idea de nuestro deporte, y por eso quizás no sepa valorarlo, es algo con lo que convivimos habitualmente.
En vísperas de un campeonato sudamericano de 21 kilómetros, un amigo me preguntó si me veía con opciones de ganar la carrera. "Eso es imposible respondí", dada la superioridad y mejores marcas de algunos atletas extranjeros presentes en la prueba. "Me conformo con estar entre los 20 primeros", le comenté; "Mi objetivo es hacer marca personal", volví a decirle. Eso desconcertó a mi amigo que me dijo: "Yo creí que eras bueno corriendo". Imposible explicarle que soy bastante bueno corriendo, pero que no por eso voy a ganar todas las carreras y ganarle a todo el mundo.
Ese es el tipo de conversaciones que nos convierten en héroes autónomos y autosuficientes; no necesitamos el reconocimiento de quien no sabe demasiado del mundo del corredor. Ni nos entienden, ni tampoco hace falta, porque en nuestro interior nos sentimos grandes, enormes, por el hecho de cruzar esa línea de meta, de haber batido al maratón, de haber completado esos 42 kilómetros corriendo. Unos lo hacen en 2 horas y 20 minutos, otros en 3 horas y 30 minutos, en 4 horas y 45 minutos o hasta en 6 horas.
Pueden ganarte 200 corredores, o 1.000 o 10.000. Pero el día que cruzás la llegada y derrotas al maratón; ese día te convertís en leyenda.

 

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de deportes en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


Minuto a minuto

CAMARA DE DIPUTADOS DE SANTA FE

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web


Farmacias de turno

  • Puig

    Av. Brasil 470 - (03492) 428603
    De 8:00hs a 00:00hs

  • Dardati

    Lavalle 64 - (03492) 422024
    De 8:00hs a 08:00hs

  • Fogliatti

    Bv. H. Yrigyen 1338 - (03492) 452583
    De 8:00hs a 08:00hs