municipalidad
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

La otra mirada

Los hombres que no enamoran


yo opino
lunes, 05 de marzo del 2018 | 04:00Hs

"Escúchame una cosa que te voy a decir. Puede que te duela, pero esto es así. Podría engañarte, pero no sale de mí. El caso es que no puedo enamorarme de ti. No, no. No puedo enamorarme de ti", Antonio Flores (1961-1995); De "No puedo enamorarme de ti" (1982). El hijo de Lola Flores no toleró su muerte y se suicidó, 15 días después.
Si uno quiere, se puede enamorar de un sueño, de un fantasma, de un objeto, de una mujer que inventa y niega a la que es, de sí mismo; de nadie, con pasión arrebatadora. El amor es raro, como la vida. "Hoy sabemos que el amor es una experiencia que involucra, en forma masiva, los diversos sistemas cerebrales de recompensas", explicó Facundo Manes, neurólogo y neurocientífico. Y agregó: "El amor, más que una emoción básica, es un proceso mental sofisticado y complejo". Demasiado complejo, si, doy fe de ello. Lo real es que uno no puede enamorarse de alguien por propia decisión, haciendo un esfuerzo para lograrlo. Al menos a mí nunca me pasó. Pero lo que puede hacer es entender a esa persona, valorar sus méritos, aceptar sus debilidades y no esperar un error para castigarla, para finalmente poder quererla. Eso trato de hacer con Jorge Velázquez y Gonzalo Klusener, dos de los futbolistas más importantes que tiene Atlético en su plantel. Un volante por izquierda y llegada al gol, y un goleador. Los dos transitan la periferia de los 35 años y conocen todas las variantes del fútbol. Los dos fueron recibidos con ilusión por quienes queremos a la Crema. Y los dos están lejos de enamorarnos. Tal vez el pasado los condena, porque esperamos mucho más de lo que dan. Y tal vez por eso le pedimos al entrenador que los saque del equipo.
El fútbol es la dinámica de lo impensado, genial definición de Dante Panzeri. Y por ende los cambios sufridos durante un partido o de uno a otro de ellos, suelen ser infinitos. Atlético tuvo vacilaciones decisivas la semana pasada y dejó escapar dos puntos como local ante un rival muy flojo. Velázquez y Klusener pasaron entonces absolutamente desapercibidos. La pregunta, recurrente, es ¿Por qué el entrenador no los saca? ¿Es por soberbia o testarudez? La respuesta, imaginada claro, es que cree absolutamente en ellos y los considera fundamentales en el funcionamiento de un equipo que es líder por méritos propios. Este sábado por la noche, en una Mar del Plata con muchísima más gente en las playas que en el estadio, ambos fueron claves para que la Crema sume una unidad que parecía que se escapaba y lo relegaba al segundo lugar. Velázquez consiguió el gol inicial y generó un par de llegadas con asistencias claras y otros tantos cierres defensivos con valor de gol. Pero lo fundamental fue "verlo" en la cancha. Su recuperación es clave. Klusener generó dos chances, una en el inicio y otra en el cierre del partido, ambas extraordinarias y anuladas por el arquero, la primera, y por uno de los postes, la segunda. Es cierto que no llegó al gol y que está más preocupado por la marca y la entrega que por poner proa al arco rival. Pero su crecimiento fue muy marcado respecto del de la semana pasada. Ninguno de ellos enamoran ni seducen, pero si repiten sus actuaciones el equipo saldrá beneficiado, dejaremos de gritarle al técnico que los saque, y seguramente que todos haremos un esfuerzo por comenzar a quererlos. O simplemente, porque el fútbol es así de pasional, nos enamorarán a fuerza de victorias y buenas actuaciones.
El partido fue claramente el mejor del torneo, por nivel de juego, emociones, paridad y rotación de dominio y variantes. Se sabe que Aldosivi es el principal aspirante al ascenso juntamente con Atlético, al menos hasta esta fecha. Y el empate fue justo, ninguno de los dos merecía perder. Aunque el balance de situaciones lo ponga a la Crema un escalón por encima. El conjunto de Bovaglio mostró un increíble despliegue, fundamentalmente en el primer tiempo y en los veinte minutos finales. Juego asociado en velocidad, llegada por los extremos, y gol. Pero, además, recuperó su personalidad. Se mostró como el gran candidato al título y cuando quedó abajo en el marcador fue por el empate sin desequilibrarse. Y tuvo las posibilidades de seguir gritando en el penal no sancionado por un Pablo Echavarría impresentable al que el local patoteó hasta condicionar, en la insólita falla de definición de Alexis Castro, en la corrida de un egoísta Maximiliano Casa y en el pelotazo final al poste de Klusener. Otra vez al entrenador le costó hacer los cambios y entonces los demoró demasiado, pero los mismos le dieron rédito. Por algunos momentos se caminó en el filo de la cornisa. Pero se terminó muy cerca de la gloria.
Más allá de los miedos por perder el punto que se tenía, creo que todos, de uno y otro lado, lamentamos cuando el árbitro marcó el final. Es que maravillas como la esta semana no abundan en el fútbol argentino. Seguimos punteros y falta una fecha menos. Ahora queda la necesidad de hacerse fuertes en casa, algo que es claramente la deuda pendiente del equipo. Pero si consigue mantener el nivel, la actitud y la jerarquía, el que nos va a enamorar, definitivamente, será el equipo.

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa y lea el diario completo edición impresa

RPM
RafaelaNoticias
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
libertad
mutualunion

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web