hacernosune
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Columna de opinión

Los pibes, el viejo y el manual de José Gervasio


yo opino
viernes, 23 de junio del 2017 | 04:00Hs

Foto: Telam
imagen

"Decir inferioridad es decir todo lo que no ha llegado a su plenitud. Cuando se es joven, se es inferior a uno mismo, a lo que uno puede ser, pongamos, al cabo de un año, o dos…". Witold Gombrowicz (1926-1969), de su último reportaje para el programa "Bibliothèque de poche", de la Cadena 2 francesa, recopilado por Hugo Asch.
Después de todo un año futbolístico tan intenso, con tantos altibajos muy marcados en los que pasamos de la euforia a la desazón, y viceversa, de una fecha a otra, es raro no tener claro sobre qué escribir. Recuerdo la primera escena de Manhattan, cuando la voz en off relata. "Capítulo 1: él adoraba Nueva York, la idolatraba sin medida. Eh, uh, no; digamos que… la idealizaba sin límites. Sí, mejor así. Para él, sin importar la estación del año, seguía siendo una ciudad en blanco y negro que latía con las grandes canciones de Gershwin. Hum… no, no. Déjame empezar esto de nuevo", todo al ritmo de Rhapsody in Blue. En eso ando. Pero no hay tiempo, me cierra la edición.
Lo cierto es que lo peor ya pasó, ¿o será que lo peor está por venir? Ya descendimos, ya pasamos por la muerte futbolística y sin embargo estamos vivos, esperanzados en lo que vendrá. Vieron que no era tan dramático. ¿O si lo es? Creo que nos daremos cuenta en algún tiempo, cuando comencemos a jugar en el ascenso. Nosotros, porque los dirigentes ya comienzan a disputar un partido que no tiene reglas claras, porque es difícil pensar el nuevo proceso cuando nadie tiene en claro qué tipo de torneo se jugará. Para ellos sí es dramático. Pero lo que hicieron en el tiempo previo 2012 vale la apuesta sobre que lo harán bien.
Antes de que comencemos a discutir sobre quién debe ser el entrenador y quienes deberán quedarse o partir, y ya sin la necesidad de valorar otra vez a este plantel y a cada uno de los jugadores, sería bueno decir algo del partido de anoche. Un partido en el que "no se jugaba por nada", aunque esto sea una forma injusta de catalogarlo, porque en el fútbol siempre se juega por algo, en el estadio más grande y en el campito. Siempre queremos ganar, nos peleamos y gritamos los goles con el alma. Nosotros y los jugadores de verdad. Pero Atlético ya está descendido y a Tigre lo único que le importaba era el homenaje al "viejo" Luna. Entonces se jugó por nada. 
Uno de los más célebres estudiosos del fútbol, el oriental José Gervasio de la Rabona, ya en la década del 60 advirtió sobre este fenómeno y su gravedad. Y entonces hizo un manual en donde detalla los síntomas. Los jugadores, asegura, tienen la mirada perdida, vacía, al punto de que cuando se juntan en el centro del campo generalmente saludan a la hinchada equivocada, recibiendo en consecuencia un aluvión de insultos de los hinchas contrarios y de sus propios seguidores, aunque esto ya no se dé en Argentina porque no se permiten hinchas visitantes, solo neutrales si el que juega es Boca. Cuando logran hacer un gol, las coreografías les salen muy mal. Hubo un caso en que quisieron hacer un trencito pero el "maquinista" terminó estrellándose contra uno de los postes. Los goleadores de estos equipos rara vez convierten, pero cuando lo hacen se levantan la camiseta para exhibir leyendas del tipo "no sé qué hago acá" o "ya no le encuentro sentido a esto". Los suplentes, que normalmente siguen con atención los partidos, en el caso de un equipo que "no juega a nada" dedican su tiempo a la resolución de crucigramas, organizan campeonatos de ajedrez, leen libros de autoayuda o aprovechan para broncearse sobre reposeras cuando hay sol.
Bueno, lo cierto es que el partido casi no fue tal hasta que Caruso Lombardi, aquel que tuvo a Fabián García como partenaire en el célebre paso de comedia "¡No me midásss…!", descomunal éxito en YouTube, y que ahora dirige a Tigre, decidió que ingrese "Cachete" Morales y el partido entró en calor. Pero como todo estaba armado con formato de homenaje, el gol lo hizo Luna. Igualito que en ese tipo de partidos amistosos, cuando se sanciona un penal inexistente y el arquero le avisa al homenajeado hacia dónde se va a tirar. El asistente no vio el off side, siga siga, y se desató el festejo en Victoria. ¿Qué deja la noche? Rodaje para los pibes, que como pasó en la etapa donde el club los privilegió, serán fundamentales en el futuro por el juego y por lo que generarán en las arcas del club. Las confirmaciones de algunos jugadores, como Hoyos, que uno quisiera que se quede. Y no mucho más. Nos estamos despidiendo de Primera. Y duele. Pero no sangra. La ilusión de que vamos a volver hace olvidar el presente.

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

Libertad
RPM

Lo último

21K Rafaela

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


mutualunion
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web