CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

LA OTRA MIRADA

Newton, el Dante y el sábado maldito


yo opino
lunes, 16 de octubre del 2017 | 04:00Hs

Foto: Prensa Atlético
imagen

"El mundo sensible nos enseña que las vueltas son tanto más veloces, cuanto del centro se hallan más lejanas. Por lo cual, si debiera terminarse mi desear en este templo angélico que solo amor y luz lo delimitan, aún debiera escuchar cómo el ejemplo y su copia no marchan de igual modo, que en vano por mí mismo pienso en ello", La Divina Comedia (1293), Dante Alighieri.
"¿Con el Dante va a empezar, no le parece demasiado para una columna de fútbol?", me dice el tipo de la redacción con una mueca de sorpresa y tono de relaje. "No se olvide que el equipo que jugó con Atlético representa a un club que es una biblioteca, y el primer libro que tengo a mano es La Divina Comedia. Lo uso para cambiar y no leer tanto a Borges", le contesto con media sonrisa y las cejas tensas. Me siento como si le hubiese dicho "Bond, James Bond". Es que entre ese tipo y yo hay algo personal. Pero no cuento con que tengo que estar frente a la computadora y el no. Y saca ventaja de ello. "Ah, con razón a usted no lo lee nadie", me tira, ganador, y se va cantando algo antes que pueda responderle. No es mi día, me digo, menos mal que ya termina. Pongo la tele para ver el resumen del Barça y el Aleti de Madrid, pero justo engancho PH, el programa de Andy Kusnetzoff, y el que habla es ¡Jorge Burruchaga! "¡Por vos!, si, ¡por vos estamos acá, jugando la B Nacional!, en Tandil. ¿Qué tiene de fútbol Tandil? Si el club se llama Club y Biblioteca Ramón Santamarina. ¡Y los clubes que se llaman así solo tienen biblioteca, bar y bochas! ¡Mira donde nos mandaste!", le grito a la tele mientras toda la redacción me mira con gesto aterrado. Vuelvo a ver la pantalla. Burruchaga ahora está opinando sobre el orgasmo. Está claro que no es mi día.
"Hay que morir sin traicionarse", solía decir Pacho Maturana cuando algunos de sus equipos soportaban crisis que ponían al entrenador colombiano en el ojo de la tormenta y la crítica le exigía cambios de esquema. Y aunque de fútbol no se muere nadie, si son muchos los que se traicionan espantados por el miedo al fracaso. Por eso, como jura Jorge Valdano, a un director técnico solo se lo conoce bien cuando le toca perder. Es entonces, sigue el exmanager del Real Madrid, cuando el entrenador pone a prueba la calidad de su instinto, la fortaleza de su personalidad y, principalmente, el espesor de sus convicciones. Es que el éxito reconoce mil recetas para dejarse atrapar, y el técnico de fútbol debe saber escoger la ideal para lograrlo. Después de tanto hablar sobre el esquema que utiliza Lucas Bovaglio, el entrenador decidió cambiar el dibujo sin prescindir de su principio base: velocidad por las bandas, desequilibrio y terminación de jugada por adentro. Pero hay un problema que parece tener que ver con Newton, que junto con Robert Hooke enunció la teoría de la fuerza centrífuga. Como dice Dante, las vueltas son más veloces cuando se alejan del centro.
¡Eso es! Ahí está la clave. Mientras los extremos vuelan y desequilibran como hizo toda la noche el bueno de Maxi Casa, por el centro la quietud es exasperante. Todo es lento, como en las películas argentinas de los sesenta. Miradas, gestos profundos, amagues y la presencia de un nueve de renombre. Pero como si fuera una cinta de Argentina Sono Film, el final es la nada misma. En definitiva, los extremos desequilibran, ganan y asisten más o menos bien. Pero Klusener y Velázquez llegan siempre un rato más tarde. Y hablando de centros, pasa lo mismo con Brundo y Olivera, que en el centro de la defensa fueron espectadores de lujo para ver el hombrazo de Francisco González Metilli, que casi de rodillas consiguió el único tanto del partido. Esta vez no se trata de una cuestión de esquema, ni de convicciones bien mantenidas o modificadas, sino de capacidades individuales.
En un fútbol tan complicado como el del ascenso, que mantiene su estirpe de torneo distinto basado en canchas impresentables, aquellos que saben aprovechas las pocas oportunidades de que disponen y evitan las que le genera el rival, son los que se convertirán en candidatos. Atlético tiene un plantel que es de los más jerarquizados y equilibrados de la categoría. Hasta aquí se pagó derecho de piso, ese que obliga a entender rápidamente como se debe jugar para ganar. Ahora ya no habrá excusas. El entrenador deberá elegir mejor los intérpretes para atemperar la incidencia de la mecánica newtoniana. Para que los extremos no se sientan solos o desaprovechados. Y para encontrar el gol, porque es increíble que el arquero de Santamarina no haya sido exigido en todo el partido a pesar de que se generaron buena cantidad de situaciones.
Listo, entrego todo y me voy antes que vuelva el tipo de la redacción. Perdimos y se nos fue la posibilidad de llegar a la punta al menos por unas horas. No prendo la tele ni loco. Miro la tapa de la Divina Comedia. Pero no, es sábado. Apago la luz, hago un café y pongo algo de Sinatra. Espero que pase el último minuto del maldito sábado. Listo. Ya es domingo.

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

Libertad
RPM

Lo último

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


mutualunion
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web