municipalidadrafaela
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Entrevistas: Franco Ribero

Por la huella

Con apenas 17 años, el tenista de nuestra ciudad se ha convertido en un pasajero del mundo, cargando con la ilusión de destacarse en el exigente circuito profesional. Mientras se prepara para una nueva temporada que comenzara apenas inaugurado el año, repasa sus vivencias y analiza el porvenir.


yo opino
lunes, 12 de diciembre del 2016 | 04:00Hs

El pibe de 17 años, metido en un cuerpo de atleta de un metro ochenta y ocho, camina solo desde las canchas del Solymania Club de El Cairo con rumbo al hotel donde se aloja. Son varios los que reparan en su figura, tal vez por el bolso cargado de raquetas que lleva o por el color rojo intenso del polvo de ladrillo que envuelve sus zapatillas o por la enorme sonrisa que se dibuja en su rostro. Es que Franco Ribero acaba de derrotar al italiano Davide Albertoni por 6/3, 3/6 y 7/6 (7-2) en la ronda inicial del ATP F24 de Egipto y ya sabe que tiene su primer punto en el ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales. Ese mismo ranking, que ahora encabeza Andy Murray apenas por sobre Novak Djokovic, lo muestra en el puesto 1941. Entre miles y miles de tenistas que buscan el milagro de poner su nombre en ese escalafón, él sabe que lo ha logrado. Y no es poco. Es un hecho determinante que suele marcar el paso de la utopía al sueño. Para poder golpear a las puertas de ese partido que será inolvidable, antes debió superar en la clasificación al belga Keyvan Nematzadeh y al egipcio Mohamed Sorour. "Quizá para quin no está metido en el tenis esto parezca nada, pero para mí es increíble. Me sentí muy feliz esa noche. Pero solo esa noche, porque al otro día había que volver a jugar. Eso es lo que tiene el deporte en este nivel, cuando ganas casi no hay tiempo para disfrutarlo. Y cuando perdés, tenés unos días hasta el otro torneo", dice con un gesto que encierra una sonrisa.
Nacido en Esperanza el 9 de setiembre de 1999  llegó a Rafaela a los seis años y casi enseguida comenzó a jugar al tenis en las canchas de Luz y Fuerza que dirige Claudio Zlauvinenn, solo porque su amigo Alejo Santoro lo hacía. Pero rápidamente se enamoró del juego. "Soy muy competitivo. Recuerdo que fui a un torneo y perdí 6 a 0 con un chico de Paraná. No lo podía aceptar, entonces me dije que tenía que cambiar y empecé a entrenar mucho más duro y a competir cada vez más. Al poco tiempo pasé al club 9 de Julio para que me prepare Sergio Ledesma, el mismo entrenador que formó a María Emilia Salerni hasta llevarla a ser número uno del mundo en juveniles. Ahí todo cambió, ya lo tomé con mucha seriedad y no dejé de crecer. Todo hasta que mi papá y el Colo decidieron que no seguiríamos trabajando juntos y hubo que buscar una alternativa".
- Fue tu primer cambio importante.
- "Sí, y fue duro. Creo que es el momento más difícil que me tocó sufrir porque yo veía mi camino y de pronto todo se nubló. Fui a entrenar a La Cañada mientras mi papá decidía quién iba a tomar el lugar de Sergio. Entonces apareció Javier Vittar y todo se dio para iniciar una nueva etapa. Su capacidad, su equipo de trabajo, la predisposición para dedicarse a entrenar y a viajar con juveniles, y el hecho fundamental de que su hijo Francisco tenga mi edad y quiera hacer lo mismo que yo, fueron determinantes. A ambos nos convenía estar juntos. Y así lo hicimos".
- Un cambio que tuvo mucha incidencia en tu vida personal.
- "Claro, porque no solo se trató de un cambio de entrenador sino que para estar en ese equipo me tuve que ir a vivir a Córdoba solo, a los 14 años. Y también dejé la escuela convencional para pasar a estudiar por Internet. Todo muy fuerte, pero yo estaba convencido de que quería eso y mi familia me respaldó desde el principio. Ellos confiaron mucho en mí y eso es fundamental. Siempre tuve claro que quiero llegar y sé que para ello tengo que tener una conducta profesional aunque sea junior. Conozco los límites y los respeto, pero también sé que mi papá y el equipo que encabeza Javier están siempre cerca para respaldarme y también para marcarme cualquier error".
- ¿Cómo fue esa etapa en lo personal?
- "Primero estaba como con temor, todo era nuevo y estaba lejos de mi familia y de mis amigos. Después me parecía aburrido. Y ahora ya estoy acostumbrado, me es natural estar en Córdoba para prepararme y salir a competir. De todos modos siempre supe que es el precio que tengo que pagar para pelear por mi sueño, entonces ya ni lo pienso".
- ¿Nunca tuviste dudas sobre tus objetivos?
- "Dudas no, aunque pasé por momentos en que tuve ganas de dejar todo. Cuando te parece que nada sale bien, cuando sufrís una derrota inesperada, ahí aparecen las ganas de tirar todo al diablo. Supongo que a todos les pasa, en la profesión que sea. Pero después voy a un torneo o a entrenar, cosas que disfruto, y entonces esos fantasmas desaparecen y todo vuelve a ser normal. Yo soy feliz jugando al tenis. Puedo viajar tratando de hacer realidad mi sueño. Eso es algo que no tiene precio y que tengo que agradecerle a mi familia".
- Más allá del aspecto económico, seguramente no fue fácil para tus padres dejarte salir a vivir semejante aventura…
- "Sin duda. Cuando pasa el tiempo y analizo las cosas que ya he vivido a mi edad me doy cuenta de lo difícil que debe de haber sido para ellos. Pero siempre estuvieron a mi lado y cada cosa que me dijeron, fundamentalmente mi papá que es quien más viajó conmigo y es el que toma muchas decisiones, fueron para mí bien. Yo puedo estar solo en cualquier lugar del mundo, y sin embargo ellos están conmigo".
- ¿Qué tipo de jugador sos?
- "Tengo un tenis agresivo. Trato de hacerme fuerte con el saque y con la derecha. Ese fue siempre mi patrón, desde chico jugué de ese modo. Me siento firme en la base pero me cuesta ir a la red. Puedo lastimar a mi rival desde el fondo y si la pelota vuelve débil no ataco bien para cerrar el punto. Ese es un déficit en el que más estamos trabajando con mi entrenador".
- ¿Y el control?
- "Es otro déficit. El de tener orden, saber cuándo atacar o cómo cambiar el juego. Ese equilibrio no lo tengo siempre. Está claro que hay que trabajar en eso, pero también sé que se logra con madurez y experiencia. A mí me gusta jugar de este modo, quiero mejorar cada día y ser más completo, pero jugando así. Además, me gusta cambiar de superficies o de condiciones, eso siempre presenta un desafío interesante que empuja a crecer".
- ¿Este fue tu mejor año?
- "Puede ser. Creo que se cumplieron objetivos como el haber logrado mi primer punto ATP o haber sumado triunfos en junior que me permiten arrancar con ilusión el 2017. Pero también es cierto que podría haber sido mejor. Yo siempre quiero algo más".
- ¿Van a seguir alternando entre Futures y juniors?
- "La prioridad sigue siendo el juniors, porque es jugar el tenis que viene, son torneos que me permiten seguir creciendo con las presiones justas. El 2 de enero comienzo a jugar la gira ITF en América que incluye varios grado 1 y un grado A. Empiezo en Costa Rica, luego voy a Venezuela, Colombia, Ecuador, Paraguay, Brasil y Argentina, en Mar del Plata. Lo ideal es sumar una cantidad de puntos que me permitan jugar un Grand Slam, siempre en juniors".
- ¿Cómo es tu equipo de trabajo?
- "Javier Vittar es mi entrenador, la profesora de lo físico es Paula Giovannini, el psicólogo es Walter Abregú, y cuando estoy en Rafaela, el Tano Fiore. Los otros dos jugadores son Francisco Vittar y Juan Martín Jalif".
Franco mantiene el espíritu de un pibe de 17 años, y si bien se ha convertido en un habitante natural de aeropuertos transitando la misma huella que marcaron Javier Frana y María Emilia Salerni, sigue siendo el mismo de siempre. Esa es una buena señal de salud emocional. Se va Franco, ahora sin raquetas ni zapatilla de color rojizo. El pibe que nació un 9 del 9 del 99. La astrología dice de los nativos de esa fecha que son personas siempre atraídas por el riesgo. Y en numerología, el nueve es el número de la persistencia, la generosidad y la capacidad de empuje. No está mal. Es una buena definición para una nueva gran esperanza de nuestro deporte.

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

libertad030517
Movistar
RPM

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web