municipalidad
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Grandes maestros: Sergio Vigil

Retrato de un argentino indiscutido

Con su exitoso trabajo como técnico de la Selección Nacional de Hockey Femenino sobre césped, transformó un deporte de colegios y clubes de elite en un fenómeno popular. Discreto, respetuoso, apasionado, incansable, el papá de Las Leonas y actual entrenador del seleccionado chileno mantiene en alto la bandera de la ética deportiva.


yo opino
lunes, 05 de marzo del 2018 | 04:00Hs

Hay hombres que dignifican al hombre. Que recuerdan con simples e inolvidables actitudes que vale la pena vivir con valores que hoy parecen olvidados: la honestidad, el compromiso, la discreción, el rigor y el respeto por los demás. Argentina la pasaba mal ante su propia gente en aquel encuentro internacional de hockey femenino sobre césped. El rival disponía de una chance clara para convertir pero lo impidió un fallo en favor del local. Entonces ocurrió un hecho tan sorprendente como esperanzador, en el exigente deporte profesional: el entrenador argentino se acercó a una de las juezas y le indicó que se había equivocado, que debía ser gol en contra de su propio equipo. Ese hombre se llama Sergio "Cachito" Vigil y es el entrenador que marcó un nuevo rumbo en el Hockey femenino.
Hiperkinético, sensible, estudioso, noble, con bajo perfil, personaje con distintas particularidades, Vigil es hincha de River y Boca a la vez, porque admira la aristocracia futbolística y el folklore del pueblo. Interpretó obras de teatro infantiles y otras basadas en libros de Roberto Arlt. Además es un ávido lector de ensayos filosóficos y un confeso admirador de Marcelo Bielsa. El 10 de octubre de 2017, salió a la venta su libro "Un Viaje al Interior". 
Lejos de la alta exposición pública, aferrado a un sentimiento de perfeccionamiento y con una capacidad de trabajo que roza los límites obsesivos, su obra se ha ganado el respeto y la admiración de todos. Quién desde 2.015 dirige el seleccionado femenino de Chile, deja en cada nota una serie de frases con forma de sentencias que vale la pena repasar.
"En una sociedad donde el resultado es lo máximo, diría, ¿saben una cosa?, lo único que les asegura el triunfo son los valores. El mundo, no solo la Argentina, está contaminado y en su obsesión por el triunfo se olvida de la herramienta que guía a ese triunfo. ¿Queremos tener un país con posibilidades para todos, con felicidad y tranquilidad? Los valores conducen a eso. Hay que entender que ganar es una consecuencia. No se conservan inalterables las tácticas porque todo cambia, pero hay algo invariable: el desafío de conservar y defender los valores".
- ¿Qué aspectos son fundamentales para el manejo de un grupo de Selección?
- "Primero, gozar del orgullo de pertenecer a una selección nacional. Es un lugar de pertenencia fundamental. Ese sentimiento motiva, hace que no se renuncie a perder en ninguna acción del juego y que se trabaje siempre al máximo. Ponerse esa camiseta implica mucha responsabilidad. Y segundo, el talento y la convicción".  
- ¿Cómo se da cuenta de que el grupo está convencido de su propuesta?
- "Antes del debut en un Mundial, por ejemplo, tuvimos una charla muy especial que, como siempre, se guarda en la intimidad. Pero habló cada una de las jugadoras y cada integrante del cuerpo técnico. Y todos entregaron su corazón al equipo, cada individuo le habló al grupo, le dijo lo que tenía para ofrecerle y lo que le gustaría recibir. Ahí me di cuenta de que era un grupo decidido, convencido de lo que quería y de como lo quería. El que hacemos es importante, pero el como lo hacemos es determinante".
- ¿Qué pasaría si alguien no se amolda a su forma de trabajo?
- "El camino lo vamos eligiendo entre todos, con criterio y sentido común. Y escuchando, porque no creo que el cuerpo técnico, cuando llega a un seleccionado, tiene que decir: ´esta es mi forma de trabajar y todos se tienen que amoldar´. Hay una filosofía y una ética de trabajo, pero flexible, que se adapta a cada grupo. Yo no tengo una táctica como para decir ´los equipos de Vigil juegan de esta manera´. Lo real es que los equipos donde está Vigil juegan según las jugadoras y las personas que tienen. Hay cosas que no se cambian: el esfuerzo, la solidaridad, la humildad y el espíritu de grupo. Eso tiene que ver con los valores y es una exigencia. Aunque en verdad se trata de una bendición".
- ¿Me explica mejor eso de la licencia para perder?
- "En el universo de la alta competencia hoy no hay permiso para perder ni para fallar. El único análisis es si se ganó o no, pero no hay licencia para elaborar un proceso. Entonces entramos en una ruleta rusa donde todos morimos y todos perdemos. Las empresas, los equipos y las personas se mueren por ser número uno porque sienten que es el único lugar que no se discute, en el que están a salvo. A mí me gusta jugar en serio y ganar, me encanta salir campeón y sufro cuando pierdo. Pero hago la diferencia entre tristeza, que es no conseguir lo que uno quería, y fracaso, que es no lograr ser quien quiero ser, no poder plasmar en el campo nuestras posibilidades. Tengo muy claro que no quiero fracasar, pero también sé que el resultado numérico de un partido es lo único que no podemos controlar. Porque además puede ocurrir que vos des tu máximo nivel y pierdas porque el otro es mejor".
- En la Argentina es difícil oír que alguien admita la superioridad del otro…
- "Es cierto. Siempre pensamos que algo no funciona en nosotros. Y no es así. Lo que tiene que ocurrir es darle tiempo al proceso, adquirir consistencia, no decaer. Yo creo en los proyectos ´bambú´, los que echan raíces, porque a las raíces no las derriba nadie".
- ¿Un proyecto concluye con los títulos?
- "Cuando llegué a River les planteé tener un sueño grande: que el hockey fuera un modelo para vivir. Elegimos el paradigma de la integridad en lugar del paradigma del éxito-fracaso. En este solo soy si gano, si consigo el resultado numérico; en aquel la meta es ser los mejores que podamos ser. Los títulos se convierten entonces en metas intermedias, pero el sueño las trasciende. Vos necesitas un objetivo para levantarte cada día de la cama, y para alcanzarlo necesitas soltar el objetivo que ya ganaste. La excusa puede ser ganar otra copa, pero lo que empezás a sentir otra vez es desafío, incomodidad, tristeza, dolor, entusiasmo, ganas de aprender. Y al final, cuando miras el camino te das cuenta que viviste, logres o no ser campeón".
- ¿Es difícil romper la barrera entre la jerarquía del cuerpo técnico y el papel de las jugadoras?
- "No existe una barrera impuesta: los papeles se dan naturalmente. Nunca necesitamos expresarle a las chicas algo así como: ´ustedes son las jugadoras, nosotros somos el cuerpo técnico. Hasta acá pueden llegar´. Jamás. Es más, se puede disfrutar del vínculo jugador-cuerpo técnico e interactuar. Ellas deben saber que su aporte es valorado y escuchado. Eso enriquece a todos porque las ideas que se generan son mucho más sorprendentes y creativas".
- ¿Qué es la pasión?
- "La pasión es una locura hermosa. Muy diferente a la obsesión. La pasión es una locura que ilumina, la obsesión es una locura que apaga. La pasión está relacionada con el amor, amar lo que se hace es estar loco de cordura. La pasión te impulsa a disfrutar del camino y a ser consciente del camino que estás recorriendo con la excusa de llegar a un objetivo. La obsesión no es consciente del camino y no encuentra el corazón del camino, lo único que ve es objetivos, y siente que la vida está para alcanzar objetivos… en cambio el apasionado lo que siente es que el objetivo es algo que él pone y elige para degustar el camino mientras lo busca".

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de yo opino en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa y lea el diario completo edición impresa

RPM
RafaelaNoticias
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
libertad
mutualunion

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web