municipalidad
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Historia del Automovilismo

Un piloto efectivo y llegador

Por Jorge Ternengo


deportes
miércoles, 16 de mayo del 2018 | 04:00Hs

Eduardo Casá, "Tuqui", murió el sábado 24 de enero de 2004, aniquilado por un cáncer. Tenía 68 y había brillado en los sesenta con un coupé Ford V8 1948 apodado "Tractor", que le preparaba Manolo Rodríguez y con el que consiguió una decena larga de victorias, la primera, la Mar y Sierras 1963
Eduardo-Alfredo Casá nació en Buenos Aires capital federal el 17 de Febrero de 1935. Por diversión, a los 15 años se hizo aprendiz de mecánico, formando con un alegre grupo de amigos un taller improvisado; luego fue bachiller a los 18, se casó a los 21 y se fue a vivir al campo, a Balcarce, provincia de Buenos Aires, pues prefería el tranquilo ambiente rural, los huertos y los caballos. No creía tener especial afición al pilotaje, pero la amistad con Juan-Manuel Bordeu, le hizo cambiar de opinión y comenzó a competir con un Peugeot 403 nuevo y sin preparar con el que se lanzó a su primer Gran Premio de Turismo de Carretera.
Enseguida, al volante de un viejo coupé Ford ex Rolando Córdoba se lanzó a las vueltas de Turismo de Carretera, pero el auto, que no pasaba de 185 Km/h, se rompía constantemente. En 1962 fue 5º en Rufino y 4º en la Vuelta de Rojas y en las 500 Millas Mercedinas. 
En una Vuelta a La Pampa encontraría la solución en la persona del mecánico Manolo Rodríguez. Con el motor renovado por éste, el Ford ya era competitivo y llegó la primera victoria, la Mar y Sierras del 14 de Abril de 1963, pasando Casá a la categoría de "ganadores".
Luego, con una reforma más completa del bastidor, el Ford, conocido como el "tractor", pasó a ser irrompible y competitivo. Pero Casá, cuyo cabello se había vuelto prematuramente gris, nunca pensó en hacerse "profesional". Solo quería divertirse, como cuando, en la adolescencia y con la furgoneta Ford de su madre, hacía diabluras en compañía de los amigos del taller. Por eso cambiaba a menudo de acompañantes, pues quería correr con amigos, no con mecánicos ayudantes. "Mi auto no se rompe nunca".  Salvo en los largos Grandes Premios. "El Gran Premio es otra cosa; ahí sí tengo que tener otro tipo de acompañante".


"Sería 3º de nuevo al final del año 1967, tras los Torinos de Eduardo Copello y Héctor Gradassi. Lo que le confirmaba como uno de los mejores de la especialidad en aquel lustro 1963-1967"


En 1965 triunfó en la Vuelta de La Pampa el 2 de mayo, la Vuelta de Tres Arroyos el 3 de Octubre y el Gran Premio Argentino, del 26 de noviembre al 5 de Diciembre, y conquistó el 3er puesto del campeonato, tras Dante Emiliozzi y Jorge Cupeiro, 
Al año siguiente sería subcampeón, tras Juan-Manuel Bordeu y ante Carlos Pairetti; esta temporada 1966 ganó con el Ford F-100 el "Tractor" las Vueltas al Centro del Paísdel 27 de marzo, Arrecifes (3 de Julio), San Nicolás (11 de setiembre) y Pehuajó (2 de Octubre), más otra victoria en la sexta etapa del Gran Premio. Y la siguiente, las de Alto Valle/Premio de Allen (Río Negro, el 5 de marzo), Santa Fe (26 de marzo) y Triángulo del Oeste (3 de setiembre), con lo que sería 3º de nuevo al final del año 1967, tras los Torinos de Eduardo Copello y Héctor Gradassi. Lo que le confirmaba como uno de los mejores de la especialidad en aquel lustro 1963-1967.
Las evoluciones técnicas en los coupés de Turismo de Carretera le tomaron a contrapié, y se fue quedando desfasado. Pero su frío planteamiento de las carreras había marcado un estilo sensato y eficaz. No le interesaba salir a por todo desde el principio, a dar espectáculo, sino más bien prefería esperar a que los demás se fueran desgastando, para atacar en la última fase. Quizá esa falta aparente de fuga hizo que los que no llegaron a comprender su racional táctica motejaran de "tractor" a su coche, y de "pescador" al propio Casá.
Alfredo Parga unos de los mejores periodistas de esa epoca lo expresaba de otra manera: "A la hora de evaluar a Casá como piloto se han cometido muchas injusticias. Parecería que lo suyo se limitaba a hacer camino para ganar al final. Para mí, Casá construía el camino por el que se avanzaba. Y sabía infinitamente más que lo que permitían suponer sus declaraciones escuetas y formales, en las que él mismo le quitaba la importancia a sus trabajos".

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de deportes en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa y lea el diario completo edición impresa

altroque
RPM
RafaelaNoticias
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre

Lo último

mutualunion

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Tabla de posiciones

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web