municipalidad
CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Vivir con el menor esfuerzo posible


editorial
miércoles, 23 de mayo del 2018 | 04:00Hs

Suele compararse a la Argentina con países socialistas como Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador o Nicaragua. Pero la mayoría de los argentinos no quiere una revolución social, sino vivir mejor, en paz y con el menor esfuerzo posible.
Al fin de cuentas, nos parecemos más a Italia, por su baja productividad, parálisis de crecimiento, anquilosamiento económico y enorme gasto público financiado con endeudamiento, superior a todo su PBI. Como en Italia, no cultivamos la ética de la solidaridad que propugnaba Raúl Alfonsín, sino la moral individualista, la picardía futbolera y la maña para evitar los costos propios, birlando el esfuerzo ajeno.
En la Argentina la sociedad no está dispuesta a abandonar ese juego de suma cero pues todos prefieren colgarse del frac estatal en lugar de prosperar sobre la base del mérito, con esfuerzo individual. No se trata de denostar a quienes cumplen con dignidad las funciones propias del sector público, sin las cuales ni se educa, ni se cura, ni se come. Se trata de denunciar la malversación que hemos hecho de esta querida Nación por la cual tantos próceres dieron sus vidas o lo mejor de ellas.
Si despojásemos al Estado de su levita, encontraríamos a gran parte de la sociedad argentina atiborrando sus forros, mangas y entretelas para recibir alguna porción de la pesca milagrosa. Escalafón, estatuto, nepotismo, contactos, aportes, favores, influencias, militancia, amparos, hechos consumados o derechos adquiridos, sustentan la insólita relación de 8 a 20 que caracteriza a nuestro país. Ocho millones de personas en el sector privado sostienen a casi 20 millones que reciben dinero del Estado. A grandes trazos, en este grupo están los cuatro millones de empleados públicos, los ocho millones de jubilados y pensionados y los casi ocho millones que reciben planes sociales u otras asignaciones del Estado.
Allí se confunden los honrados administrativos, con los ñoquis; las maestras sarmientinas, con los profesionales del reclamo; los dignos y sufridos adultos mayores con los jubilados de privilegio; los indispensables, con los redundantes. En suma, quienes trabajan para los demás con quienes usan a los demás en su provecho. Lamentablemente, los valores que encarnan los primeros son siempre usados para proteger a quienes los desmerecen.
Mirando con mayor precisión, veremos a los tres millones de jubilados sin aportes, los dos millones y medio de empleados provinciales (en algunas provincias, absorben el 90% del gasto público) y el medio millón de municipales, y el millón y medio con pensiones no contributivas (en Santiago del Estero, Formosa y Chaco superan el 30% de la población económicamente activa).
Allí están las 33 empresas públicas con su déficit de $ 90.000 millones, sus 100.000 empleados y su costo diario de un millón de pesos por año, por empleado. También nos sorprenderemos con los 5.000 sueldos del Senado y los 5.600 de la Cámara de Diputados, incluyendo los 2.100 que albergan la inexpugnable imprenta y la biblioteca del Congreso, entre otras tantas.
En esa pesca de lo ajeno no pueden omitirse los impuestos al trabajo y los millonarios aportes al barril sin fondo de las obras sociales sindicales que alimentan sobreprecios, falsas prestaciones y retornos a dirigentes gremiales sin escrúpulos. También se sustraen de la canasta del buen pescador los subsidios a la energía y a los colectivos de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, donde los usuarios solo pagan el 40% del costo real. Párrafo aparte merecen los ferrocarriles, con 30.000 empleados, un déficit de $ 28.000 millones e ingresos que solo alcanzan al 10% de sus gastos. Porque para algunos, en la Argentina, el tren debe ser gratuito y los colectivos, regalados.
La contratación pública cartelizada, con precios inflados, ha sido una forma habitual de esquilmar las arcas públicas con estilo refinado: pesca con mosca, no sábalos con red desde la costanera. 
[email protected]

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Más notas de editorial en el día de hoy

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa y lea el diario completo edición impresa

RPM
RafaelaNoticias
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
libertad

Lo último

mutualunion

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web