CentroAsistencial
estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

Votá la noticia

Ya no estamos en campaña


locales
martes, 14 de noviembre del 2017 | 04:00Hs

Por Ezequiel Barberis. La vorágine informativa y el incansable trajín de una sociedad que deposita sus esfuerzos en las responsabilidades cotidianas, alejándose del compromiso que presupone la participación o el interés partidario, parecen dar cuenta de que transcurrió una eternidad. Pero lo cierto es que pasaron apenas tres semanas de aquel domingo de elecciones generales, donde la comunidad expresó sus voluntades en las urnas.
Tan solo tres semanas que valieron para que la clase política vuelva a caer tan rápida como miserablemente en vicios que no hacen otra cosa que alentar esa apatía generalizada en el ciudadano rafaelino.
En tiempos de campaña, cualquier evento al que asistieran potenciales votantes era una cita ineludible para los principales candidatos. Desde el primero de la lista, hasta el ignoto tercer suplente se paseaban sonrientes, saludando a cuanto vecino apareciera, denotando una empatía que solo parece circunscripta a las semanas previas a los comicios.
Las actividades parecían multiplicarse, y el calendario se ensanchaba más allá de los parámetros conocidos. No importaban los kilómetros caminados ni las expresiones faciales que dejaban entrever el agotamiento físico. Todo sea por estar, aunque sea un ratito (¿qué tanto demoran los celulares modernos en sacar una foto?).
Pero todo tiene fecha de vencimiento. Las elecciones ya son un hecho, y los resultados también. Festejaron algunos, se lamentaron otros. Los puños se apretaron de alegría y de bronca en los búnkers de acuerdo a la crudeza de las estadísticas, y los días posteriores abundaron las declaraciones y los análisis.

 

¿Y ahora?

Veinte días después de aquel domingo, la realidad es otra. Los festejos barriales siguen congregando a cientos de vecinos, que encuentran en su plaza un lugar de encuentro para disfrutar en familia y con amigos. Pero sin políticos a la vista.
Ni los ganadores, que parecen ya haber cumplido con su propósito principal; ni los perdedores, que rápidamente tiraron la toalla y si sostienen su deseo de llegar al Concejo recién volverán a las calles dentro de un par de años. Ninguno.
Tampoco se los observa en otros espacios verdes, ni en las reuniones o sesiones del Concejo, y a cuentagotas en los eventos públicos organizados por el Gobierno municipal. Mucho menos se ven recorridas multitudinarias, con grandes aparatos comunicacionales detrás, tocando puertas y timbres en diferentes sectores de la ciudad.
Es cierto que los mandatos de quienes resultaron electos comenzarán a regir desde el 10 de diciembre, pero eso no les quita la posibilidad de seguir estando cerca de los rafaelinos, que fueron quienes en definitiva depositaron en el voto todas sus esperanzas, problemas, ilusiones y reclamos.
Debieran saber también que no es casual el resultado de las elecciones, donde los ciudadanos decidieron apostar a sangre nueva, que promete una política diferente, alejada de nombres y apellidos desgastados, y de los defectos que se critican desde tiempos inmemoriales.
"Queremos estar cerca de los vecinos", fue una de las frases más trilladas durante la campaña. Y lo hicieron. Pero sólo por conveniencia. Es el momento de que ese lema deje de ser solo un montón de palabras bonitas para transformarse en un modelo de trabajo que realmente permita llevar al Concejo las inquietudes de toda una ciudad que necesita mejorar para seguir creciendo.

¿Qué te pareció la nota?

estrella
estrella
estrella
estrella
estrella

¿Qué te generó la nota?

Libertad
RPM

Lo último

El diario de hoy

Haga click sobre la tapa que desee, para leer el diario completo edicion impresa


mutualunion
RadioUniversidad
RadioRivadavia
RadioMitre
RafaelaNoticias

5RTv El canal de Santa Fe en vivo

Ediciones anteriores

Desde aquí puede ver cualquier edición del diario directamente desde la web